Vida Ascendente sigue estando muy viva a pesar del confinamiento

21 mayo de 2020

Durante los dos meses que llevamos confinados en casa no hemos podido tener reuniones de grupo, pero el teléfono nos ha mantenido unidos en la amistad y con el espíritu alerta y unido al Señor.

Llevábamos solo 24 horas sin salir de casa y alguien me decía: “no sabes cómo echo de menos la Eucaristía. Yo hacía la Comunión espiritual pero ahora no recuerdo del texto, me la mandas, por favor?”

Pasados unos días comentaba otra señora: ¡Cómo deseo volver a asistir a Misa y vivirla con mi comunidad!

Expresiones como: “quiero a mi grupo, os necesito a todas, ya sea reunidas o contactando por teléfono”, se repiten a diario en las conversaciones que mantenemos. “Me hace mucho bien hablar contigo y noto la presencia del Señor en nuestra conversación y en el ánimo que me dan tus palabras”.” He hablado con fulanita y está algo baja de ánimo, por favor, démosle cariño a raudales”… Así, día tras día, la proximidad de unas con otras y la ayuda del Señor nos está haciendo más fuertes.

La esencia de Vida Ascendente, los tres pilares, se están viviendo a tope y el Señor, estoy segura, sacará algo muy bueno de la dura situación que estamos padeciendo, que en nuestro caso será un resurgir, una revitalización y crecimiento de nuestro movimiento.

Estamos convencidos de que el futuro está envuelto en la esperanza que nos da saber que Cristo nos librará de esta grave situación y nos hará vivir, de nuevo, en la alegría según leemos en 2ª Corintios, 1, 10-11 : “Él es quien nos libró de aquel peligro mortal y nos seguirá librando”. Esperamos que lo siga haciendo en adelante, con la ayuda de vuestra oración; si muchos piden a Dios por vosotros, muchos le darán gracias por los favores que nos concede.
Unidos en la oración llegaremos, en breve, a dar gracias al Señor porque regresará la alegría y la fiesta, después de estos momentos de prueba (según la oración compuesta por el Papa Francisco).

“Esta esperanza es para nosotros como un ancla segura y firme” (Heb 6, 19).

Pronto nuestra vida volverá a la normalidad y podremos cantar con el salmista: “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”.

María Dolores Núñez
Vida Ascendente

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Tercera Edad
El Obispo recibe a las Hermanitas de los Pobres

El Obispo recibe a las Hermanitas de los Pobres

 Este martes, 21 de mayo, las Hermanitas de los Pobres, acompañadas por miembros de la Asociación Santa Juana Jugan, se reunieron con el Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez. El motivo principal del encuentro es el traslado, cumpliendo con el voto de obediencia de la madre de la casa de las Hermanitas de Jaén, Sor Mª Esther del Sagrado Corazón.
Residentes de las Hermanitas de los Pobres, viajaron a ‘El Monte’

Residentes de las Hermanitas de los Pobres, viajaron a ‘El Monte’

Días pasados, medio centenar de residentes del Centro de Mayores de las Hermanitas de los Pobres de Jaén, se desplazaron a Monte Lope Álvarez, donde disfrutaron de una jornada intensa con diversos actos. El impulsor de la actividad fue el capellán del centro D. Antonio Aranda, natural del lugar, llevándose a cabo un intenso y completo programa de actividades durante toda la jornada.
Vida Ascendente de Andalucía Oriental celebra sus jornadas de formación de Guadix

Vida Ascendente de Andalucía Oriental celebra sus jornadas de formación de Guadix

En la Casa de Espiritualidad del “Beato Medina Olmo” de la Diócesis de Guadix han tenido lugar las Jornadas de Formación de Vida Ascendente que durante los días 23, 24 y 25 de abril y donde los 35 asistentes, de distintos grupos de Vida Ascendente de la zona de Andalucía Oriental, han podido profundizar en la oración.
El Obispo de Jaén conoce el proyecto de atención a mayores de la Casa Hogar de Cáritas en Andújar

El Obispo de Jaén conoce el proyecto de atención a mayores de la Casa Hogar de Cáritas en Andújar

El obispo de Jaén, Sebastián Chico, visitó este martes la Casa Hogar “Andrés Cristino” de Cáritas en Andújar. En funcionamiento desde el año 1988, este recurso residencial está dirigido a personas autónomas de más de 65 años que se encuentran en situación de necesidad y desamparo, que carecen de familiares próximos que les ayuden o supervisen en sus quehaceres diarios.
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo