Ordenados dos nuevos sacerdotes en nuestra Diócesis de Jaén

7 julio de 2009

Ordenación de Sacerdotes     El pasado sábado, cuatro de julio, la diócesis de Jaén vivió una jornada especial. El Sr. obispo de Jaén calificó el acontecimiento que se celebró como «una fiesta grande, de gozo inmenso». Y el motivo de la alegría es que dos jóvenes han dado un paso decisivo en sus vidas: ser sacerdotes y entregarse por completo a Cristo en el servicio de su Iglesia. Los dos diáconos, alumnos del Seminario Diocesano, que han sido ordenados son Jesús Delgado Vílchez, de la parroquia de La Asunción, de Jódar, y Jaime González Fernández, de la parroquia de Santa María, de Cazorla. La ceremonia litúrgica tuvo lugar en la catedral de Jaén, que se encontraba repleta de fieles, muchos de ellos procedentes de las localidades donde nacieron los dos nuevos sacerdotes. También había personas que habían venido de las parroquias de la Inmaculada de Mengíbar y El Salvador de Alcalá la Real, las parroquias en donde estos dos jóvenes han estado ejerciendo su año de diaconado. La Eucaristía de las ordenaciones estuvo presidida por el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo López, y concelebrada por más de cien sacerdotes. Actuó la coral Cristo de la Misericordia de Jódar, que interpretó la Misa de San Pío X. Tras la oración de poscomunión, el Vicario General, José Antonio Maroto Expósito, dio lectura de la bendición papal a los nuevos sacerdotes. Al término de la misa, en la sacristía de la catedral, el Sr. obispo fue el primero en saludar a los nuevos presbíteros besando sus manos, que estaban recién ungidas. Este gesto de besar las manos de los nuevos sacerdotes es el saludo tradicional que realizaron posteriormente los sacerdotes y los muchos amigos y familiares de los nuevos sacerdotes.

Ver más fotos

     El Sr. obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, felicitó a estos dos jóvenes, Jesús y Jaime, por el paso tan importante que daban en sus vidas y agradeció muy especialmente e hizo extensiva su felicitación a «sus padres y hermanos, a sus comunidades parroquiales, sacerdotes y amigos, a sus rectores, formadores y profesores del Seminario y a cuantos han plantado y regado, desde niños, la buena semilla del Evangelio en sus corazones jóvenes». Monseñor del Hoyo les dijo en su homilía que «en vuestro recorrido y preparación, amigos Jesús y Jaime, quedan muchas gracias divinas, muchas horas de oración y de estudio, de vida en familia, en la parroquia, en el seminario. Quedan atrás muchas horas de acompañamiento, de dudas, vacilaciones, hasta temores quizás; pero ahora, en la cumbre de vuestra ascensión al sacerdocio, podréis advertir, seguramente, que pese a su apariencia zigzagueante, la mano de Dios era quien os conducía. Por todo ello damos gracias a Dios». Y también se refirió el Sr. obispo al bien que el sacerdocio realiza en muchas personas: «nos alegra comprobar que estos dos hermanos nuestros han sido instrumentos dóciles en las manos paternales de Dios Padre. Hacemos también un acto de fe y de esperanza en ese poder de Dios que realizará, mediante el ministerio del sacerdocio de estos dos candidatos, en incontables fieles y otras personas de esta Iglesia de Jaén».
     A la hora de definir el ministerio sacerdotal, D. Ramón afirmó que se trata de ser otros Cristos, de prolongar la presencia del Señor en el mundo: «sabéis bien que mediante este sacramento del orden sacerdotal os transformaréis en “otros Cristos” para realizar sus obras, no por méritos propios, sino como don que os regala Dios para siempre y al que accedéis con plena libertad». Monseñor del Hoyo e refirió a los momentos actuales de nuestra sociedad como complejos y apasionantes. Complejos porque estos jóvenes son ordenados sacerdotes «en momentos nada fáciles, cuando muchos han vuelto las espaldas a Dios, como si Dios no existiera; otros, se declaran abiertamente hostiles a la Iglesia de Jesucristo; otros ni siquiera conocen su Evangelio, ni les importa el bautismo, ni los demás sacramentos». Y junto a estas dificultades, nuestra situación actual es apasionante porque «aumenta el anhelo de una espiritualidad sana y comprometida en muchas conciencias desorientadas y un tanto vacías; piden que se les hable y ayude a descubrir al Dios bueno que se nos ha revelado en Jesucristo; buscan en la Iglesia la palabra que les ilumine sobre los grandes problemas de la dignidad de la persona, sobre el verdadero valor de la vida humana, la naturaleza y el sentido de la familia y de la sociedad; buscan su perfección y santidad en la Palabra y Sacramentos, en la vivencia de la caridad cristiana, en el testimonio de su fe, conscientes de que el Señor camina junto a nosotros». D. Ramón les pidió a Jaime y Jesús que sean «sacerdotes, siempre sacerdotes y sólo sacerdotes». Y para ello le pidió que sean hombres de oración «para intimar con Jesucristo, desarrollar su amistad y así llevar a Cristo y su Evangelio a los demás ya que la actividad pastoral sólo arraiga y produce frutos si brota de una profunda e íntima comunión con Cristo».
     Los nuevos sacerdotes celebraron sus primeras eucaristías en sus comunidades parroquiales de origen acompañados por sus familiares y amigos. Jesús presidió por vez primera la Eucaristía en la Parroquia de la Asunción de Jódar el domingo, cinco de julio, y Jaime lo hizo en el templo de San Francisco de Cazorla el lunes, seis de julio.
     Las ordenaciones de estos dos nuevos sacerdotes fueron precedidas de un encuentro sobre acompañamiento espiritual y vocación al sacerdocio que se celebró el viernes, tres de julio, en el seminario diocesano de Jaén.

     Antonio Garrido de la Torre

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Clero
El Vicario General ofrece la formación permanente del clero en la Diócesis de Cartagena

El Vicario General ofrece la formación permanente del clero en la Diócesis de Cartagena

Hasta la Diócesis de Cartagena se ha desplazado el Vicario General para impartir una formación al clero de esta Iglesia particular que ha versado sobre el primer anuncio, fundamentos y claves prácticas.
Los sacerdotes de la Diócesis se preparan para la venida del Señor con un retiro por arciprestazgos

Los sacerdotes de la Diócesis se preparan para la venida del Señor con un retiro por arciprestazgos

En el comienzo del Adviento, los sacerdotes de la Diócesis se preparan para vivir este tiempo litúrgico en el que contemplamos el misterio del Nacimiento del Hijo de Dios. Será con una serie de retiros que se celebrarán, este lunes, por arciprestazgos.
Constituido el nuevo Consejo del Presbiterio para la Diócesis de Jaén

Constituido el nuevo Consejo del Presbiterio para la Diócesis de Jaén

Se ha formado el nuevo Consejo Presbiteral, un organismo diocesano previsto por el Concilio Vaticano II, compuesto por sacerdotes, que tiene la tarea de aconsejar y ayudar al obispo sobre los diversos temas que afectan a la pastoral.
Una docena de sacerdotes participan en una tanda de ejercicios espirituales

Una docena de sacerdotes participan en una tanda de ejercicios espirituales

El idílico paraje de la Yedra ha sido el marco donde se han desarrollado una tanda de ejercicios espirituales, en los que han participado una docena de presbíteros y que han estado dirigidos por el Obispo de Barbastro-Monzón, Monseñor D. Ángel Javier Pérez Pueyo.
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad