Más de 190 profesores de religión participan en el encuentro de formación permanente

Luis María Salazar     Más de 190 personas participaron, el pasado 12 de marzo, en el segundo encuentro de Profesores de Religión del presente curso, 2010 / 2011, celebrado en el Seminario Diocesano.
     El encuentro, organizado por la Delegación Episcopal para la  Enseñanza, forma parte del Plan de formación permanente de la Conferencia Episcopal Española para el profesorado de religión católica titulado ‘Respuesta de la fe a la cultura’.
     A las 10 de la mañana, y tras la oración, la delegada de enseñanza, María Gómez, inauguraba la jornada con unas breves palabras de bienvenida e insistiendo en los objetivos y los horarios del día. Asimismo, hizo hincapié en tres ideas fundamentales. En primer lugar, subrayó la importancia de la formación permanente con aquellos temas que cubran las necesidades pertinentes. En segundo lugar, ensalzó el enriquecimiento que supone el compartir de las experiencias. Y, por último, destacó la fuerza de la fe, manifestada y celebrada en la Eucaristía, así como la importancia de celebrarla juntos en este tiempo de Cuaresma que nos prepara para celebrar y vivir el Misterio Pascual.
     Durante este segundo encuentro,  D. Luis María Salazar, párroco de Santa María de Torredonjimeno y profesor del Seminario diocesano, profundizó en la Libertad, la obediencia y la plenitud personal.
     Salazar insistió en la dignidad de la persona humana, su origen y destino, así como en la libertad personal y la obediencia de la fe.  Dicho tema pretendía ser un impulso para los profesores a fin de que  propicien en el alumnado el mejor proyecto de vida, un proyecto que planifique a la persona humana en su dimensión religiosa, social y comunitaria.
     A la 13. 15 horas, y tras la ponencia, el encuentro continuaba con la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo.
     De igual modo, tras la comida, se establecieron los grupos de trabajo.
     Finalmente, la jornada culminaba a las 5 y media de la tarde, tras el Plenario.
Compartir: