Los mayores, un don para la vida

26 julio de 2022

Cada año, con motivo de la festividad de San Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesús, el Señor, sentimos que es necesario y agradecido volver la mirada y el corazón hacia nuestros mayores.

De un lado para agradecer, de otro para reconocer y de otro para aprender, porque ellos son transmisores de vida, “la memoria de los pueblos, la memoria de la familia y en muchas ocasiones los transmisores de la fe”.

Y no sólo son la memoria, son sobre todo la sabiduría escondida de un pueblo. Así lo expresa este año el Papa Francisco. Por eso el pueblo que escucha a sus mayores es un pueblo que no muere, sigue creciendo y aprendiendo… son una riqueza increíble y fuente de saber que no se aprende en los libros o en la universidad. ¡Ellos son escuela de vida!

Por eso no me cansaré de repetir cada año que queriéndoles y agradeciéndoles, “no les damos nada especial, no les hacemos ningún favor, simplemente les devolvemos lo que ellos han sembrado y han dado”. Ellos han dado primero. No olvidemos que “nosotros seremos mayores dentro de muy poco” y que nos gustaría ser bien tratados, bien considerados, respetados. La pregunta es, ¿lo estamos haciendo dignamente con nuestros mayores? “Haz hoy con ellos lo mismo que te gustaría que hicieran mañana contigo”.

Cuando la soledad ahoga, cuando la soledad adelanta sufrimiento… y el mayor se siente desplazado, incluso olvidado y ve llegar a un hijo o una hija o un nieto a visitarles , y se parten en un abrazo de ternura con el mayor, le estás dando lo mejor y más necesario, aliento de vida y cariño; ves su rostro y sus ojos húmedos de emoción, de cercanía y agradecimiento que es la mejor medicina para el cuerpo y para el alma.

No podemos perder los sentimientos o darles más valor al tiempo y al trabajo. A veces nos excusamos en el “no puedo, no tengo tiempo”, aun sabiendo que es una justificación pobre.

Tal vez seamos eslabones de la cadena social que rige: una cultura que elogia sobremanera lo joven, lo fuerte, lo guapo, el rendimiento, la eficacia y cuando llega el crepúsculo de la vida “arrinconamos” por estorbo o descarte, olvidando que por ahí pasaremos nosotros, y si no pasamos malo.

Un año más debemos reafirmar y renovar nuestro compromiso de reconocer que nuestros mayores son la “historia viva”, “la entrega sacrificada por unos hijos”, y que somos rama y tallo de su árbol y herencia de sus valores sembrados en nuestro corazón.

Ellos han sido el pan de la vida que se partió y se repartió por sus hijos durante toda la vida. Incluso en la vejez, “seguirán dando fruto” como dice el Salmo 92.15.

El que no trata bien a un mayor es un ingrato y un miserable, y el que lo deja para el final, se equivoca. Lo que tengas que hacer “hazlo en vida”, las flores, los agasajos, los detalles, el cariño, y el “qué bueno era”,… ahora, siempre ahora, en vida, amigo en vida. Una sonrisa al final de los días colma el alma y llena de bendiciones.

Cuando ves sonreír a un mayor es como una ráfaga de vida que se te clava para siempre. Por eso “quiérelos mucho, que ellos también saben querer”,… en vida amigo, en vida.

Hoy, más que nunca, “dile que le quieres”.

 

Julio Millán 
Sacerdote y Pte. Edad Dorada Mensajeros de la Paz

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Tercera Edad
Sacerdotes mayores reciben el sacramento de la Unción en la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

Sacerdotes mayores reciben el sacramento de la Unción en la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

Este viernes, 7 de junio, coincidiendo con la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús y la Jornada Mundial de oración por la santificación de los sacerdotes, tuvo lugar, en la Casa de la Iglesia, el segundo encuentro del Clero Mayor de este curso.
Clausura del curso del movimiento de mayores, «Vida Ascendente»

Clausura del curso del movimiento de mayores, «Vida Ascendente»

Vida Ascendente clausura el curso, el próximo 13 de junio en la Parroquia de San Juan Bautista de Arjona. Os rogamos que invitéis a vuestro párroco/consiliario ya que nos encantaría, igual que a vosotros, que nos acompañasen y compartan con nosotros este día.
El Obispo recibe a las Hermanitas de los Pobres

El Obispo recibe a las Hermanitas de los Pobres

 Este martes, 21 de mayo, las Hermanitas de los Pobres, acompañadas por miembros de la Asociación Santa Juana Jugan, se reunieron con el Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez. El motivo principal del encuentro es el traslado, cumpliendo con el voto de obediencia de la madre de la casa de las Hermanitas de Jaén, Sor Mª Esther del Sagrado Corazón.
Residentes de las Hermanitas de los Pobres, viajaron a ‘El Monte’

Residentes de las Hermanitas de los Pobres, viajaron a ‘El Monte’

Días pasados, medio centenar de residentes del Centro de Mayores de las Hermanitas de los Pobres de Jaén, se desplazaron a Monte Lope Álvarez, donde disfrutaron de una jornada intensa con diversos actos. El impulsor de la actividad fue el capellán del centro D. Antonio Aranda, natural del lugar, llevándose a cabo un intenso y completo programa de actividades durante toda la jornada.
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo