Más de 400 personas participan en el Encuentro Diocesano Eucarístico de Baeza

Encuentro eucarístico diocesano

     Más 35 asociaciones, cofradías sacramentales, movimientos eucarísticos y parroquias de Jaén, Villacarrillo, Huelma, Úbeda, Porcuna, La Yedra, Marmolejo, y mayoritariamente de Baeza, participaban el pasado 11 de noviembre en el encuentro eucarístico diocesano, organizado por el Secretariado de Promoción para el Culto Eucarístico.
     En este año de la fe, dicho encuentro era convocado bajo el lema: «Este es el Sacramento de nuestra Fe». “Hace una referencia directa a la Eucaristía. El objetivo era reunirnos en torno a Cristo Eucaristía. Reflexionar en la Eucaristía en esas dos dimensiones que tiene fundamentales: por un lado el Misterio, la presencia de Cristo Resucitado y, por otro lado, la Misión, no se nos puede olvidar que este año la Iglesia está reflexionando sobre la Nueva Evangelización y la Eucaristía nos lleva a la Misión de Cristo, que es la transmisión del Evangelio”, asegura Mariano Cabeza, Promotor diocesano Eucarístico.
     La jornada comenzaba a las 10 de la mañana con la acogida en la Plaza de Santa María de Baeza. 
     Más de 400 personas participaban a las 10.30 en la Santa Misa presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López, en la Catedral.  Dicha eucaristía estuvo concelebrada, además,  por el Promotor diocesano Eucarístico,  D.  Mariano Cabeza; el Canónigo de la S.I. Catedral de Baeza, D. Juan Párraga Barranco; el Arcipreste de Baeza, D. Antonio Ugarte; el párroco de San Andrés, D. Domingo Antonio Pérez; el secretario particular del Sr. Obispo, D. Miguel Lendínez; y el sacerdote de la archidiócesis de Madrid y ponente del encuentro, D. Manuel González.
     “Un año más celebramos este Encuentro Diocesano Eucarístico y lo hacemos en la Ciudad de Baeza, en recuerdo y reconocimiento agradecido a San Juan de Ávila, con ocasión de su reciente declaración, como Doctor de la Iglesia Universal, por su Santidad Benedicto XVI. Fue, como bien saben, el pasado día 7 del mes de octubre, en Roma, y, el pasado día 28, también del mes de octubre, dábamos gracias a Dios por este reconocimiento tan esperado y deseado, en esta misma Catedral. Baeza fue su ciudad por varios años de su vida y continuará siéndolo por mucho tiempo, para siempre.Era lógico que el Encuentro Diocesano Eucarístico de este año, lo celebráramos aquí en Baeza, porque, además, como bien conocen muchos, el Maestro Ávila siempre fue un enamorado de la Eucaristía”, afirmaba D. Ramón del Hoyo durante su homilía. 
     Igualmente, Monseñor del Hoyo quiso hacer hincapié en la profunda devoción eucarística en la diócesis de Jaén. “Más de una vez he pensado que la profunda devoción a la Eucaristía que se puede observar en todas estas tierras de Jaén entorno a Baeza, pueden extenderse en el tiempo hasta aquellas misiones populares y recorridos apostólicos de San Juan de Ávila y el grupo de sus sacerdotes. Hemos contraído, por todo ello, una deuda impagable con él y todas las asociaciones, grupos y movimientos eucarísticos diocesanos deberían acercarse más de una vez a las enseñanzas, hechas vida en su persona, sobre la Eucaristía. En el Año de la Fe que estamos celebrando bien podemos recordar y hacer nuestras sus palabras cuando, en uno de sus sermones, dice que aceptar el misterio eucarístico es cuestión de fe y no de razonamiento. Así escribe: «O te has de quedar sin Él o tomarlo así escondido… Sí, en la menor partícula está tan entero como está allá en su reino… ¿Por qué vos no lo entendáis, no se puede hacer?» (Ser 46, 499ss). «Y mira que mientras menos entiendes este misterio, mayor es la merced que te hace»(Ser 38, 532ss)”. 
     Tras la Santa Misa, en la Capilla de San Juan Evangelista “Las Escuelas”,  D. Manuel González López-Corps profesor en la facultad de teología de San Dámaso, canónigo en la catedral de la Almudena de Madrid, y celebrante de la Misa del Domingo en la cadena COPE, era el encargado de exponer el tema de la Eucaristía como sacramento de nuestra fe y alimento para la vida cristiana. 
     Así, durante su conferencia D. Manuel subrayó el deseo de Cristo de celebrar la Pascua y de hacerse presente en medio de los hombres. Explicó, además, el significado la palabra Misterio e intentó profundizar en la Alianza, un concepto muy querido para San Juan de Ávila. Asimismo, insistió en la Eucaristía y la labor del Espíritu Santo. 
     A continuación, se celebraba un acto de adoración eucarística en la Parroquia de San Pablo y una procesión claustral con el Santísimo.
     Ya por la tarde, debido a las adversidades meteorológicas, un grupo más reducido, de unas 70 personas, realizaban la ruta avilista, visitando los lugares más emblemáticos relacionados con San Juan de Ávila en Baeza. Las explicaciones del guía, la lectura de textos y la oración ayudaron a los participantes a conocer mejor la figura de Apóstol de Andalucía. 
     El encuentro terminaba tras un acto mariano en la parroquia de San Andrés, santuario de la Patrona de Baeza, la Virgen del Alcázar.  Allí 200 personas cantaron el Salve a la Virgen y despidieron el encuentro. 

Compartir: