El Obispo de Jaén comienza a reunirse por videoconferencia con los Arciprestazgos

Si la pasada semana se conectó por videoconferencia con los Arciprestes, esta semana, el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, ha comenzado a reunirse por el mismo método con los distintos párrocos que forman cada Arciprestazgo.

En la mañana de este lunes, 11 de mayo, el Prelado jiennense se reunía con los sacerdotes del arciprestazgo de la Sierra de Segura junto con el Vicario  General, D. Francisco Juan Martínez Rojas y el Vicario de Comunión y Coordinación, D. Andrés López Ángeles. Tras una  oración dirigida  por el Obispo, se dirigió al grupo de los sacerdotes reunidos con unas cariñosas palabras y abriendo su corazón compartió con todos ellos cómo estaba viviendo la pandemia.

También, cada sacerdote ha comentado lo más importante y significativo de cómo ha vivido estos días de confinamiento en todas las facetas de su propia vida. Hemos de destacar la gran  responsabilidad con la que se ha vivido estos días por parte de cada uno de los sacerdotes y las circunstancias propias de cada uno de ellos en esta amplia zona de nuestra Diócesis. Del mismo modo, ha resultado  muy positiva la creatividad de  los sacerdotes en las Redes Sociales, tan importantes en estos días para la evangelización. Iniciativas de todo tipo, como  misas por Facebook, oraciones eucarísticas y  marianas, reflexiones, catequesis,  meditaciones.

Importante, también, la cercanía de los pastores con su pueblo por medio de las llamadas de teléfono e incluso acercándose a los domicilios donde han sido llamados para poder  celebrar los sacramentos de la  Unción de enfermos y  de la Reconciliación. Durante la reunión telemática se puso de manifiesto la importante labor que las Cáritas está realizando en estos días, ya que muchas personas con una situación vulnerable están siendo atendidas por esta asociación de la Iglesia.

Asimismo, se resaltó «la pastoral de la  consolación» en donde hay personas que  viven solas, y alejadas de sus hijos; o personas a las que realmente le ha sentado muy mal el quedarse confinadas en casa. Ante estas situaciones los sacerdotes han llegado ofreciendo su atención, su escucha, su cercanía, y el consuelo de Dios. Y por último cabe destacar cómo durante este tiempo de confinamiento en casa ha valido para poder rezar más profundamente y a conciencia la liturgia de las horas, a la que también nos debemos como sacerdotes y a la formación permanente tan importante en nuestra vida,  junto con la lectura de la Sagrada Biblia y la oración personal ante el Sagrario.

A esta reunión  también  se han sumado los Vicarios tanto  General como el de Comunión recordándonos siempre que debemos seguir las normas de las autoridades sanitarias y  el poder crear mayores vínculos de fraternidad de los unos con los otros.  Desde el Arciprestazgo de  Sierra de Segura agradecemos este gesto bello y cariñoso de nuestro  Obispo, a la vez que sus oraciones y preocupaciones por los sacerdotes que nos encontramos ejerciendo el ministerio sacerdotal en este bello rincón  de la Diócesis  de Jaén.

A lo largo de la semana, el Obispo jiennense irá conectando con el resto de los Arciprestazgos de la Diócesis.

Sebastián Moreno Herrera
Arcipreste de la Sierra de Segura

Compartir: