Corpus Christi en Villardompardo 2020

15 junio de 2020

Villardompardo es conocido por su Corpus. Se conservan estatutos de nuestros antepasados que recogen que ya celebraban la solemnidad del Corpus Christi hace casi medio milenio.

Cada año, como por arte de magia, nuestro pueblo se transforma para este día: los vecinos se reúnen durante meses para elaborar los diferentes altares y ultimar hasta el más mínimo detalle, con el único objetivo de que todo «luzca más que el sol» para cuando  Cristo Sacramentado recorra nuestras calles.

Este año es muy especial para todos los Villarengos, porque nuestro Corpus en breve será declarado Bien de Interés Cultural Etnológico.

Por motivos de seguridad, ante esta pandemia que estamos sufriendo a nivel mundial, todo ha sido diferente este año: nuestro pueblo no amanecía con esa tupida alfombra de juncia, ni esa atmósfera impregnada de aroma a diferentes plantas olorosas como tomillo, romero… Todas las fachadas no estaban cubiertas de adelfas y diferentes ramos, ni  siquiera el pueblo estaba repleto de gigantescos altares llenos de belleza y singularidad que mostraran una verdadera catequesis al aire libre…

Pero sí han estado todos los balcones engalanados y cada vecino, a modo individual, ha decorado con flores, plantas y algún que otro pequeño altar su fachada y hemos podido escuchar música característica de este día que provenía desde diferentes balcones.

Este año Jesús Sacramentado no ha procesionado por nuestras calles , ni ha hecho estación en cada uno de los altares . No hemos podido visualizar a la custodia seguida de todo el cortejo: el párroco; los niños de Primera Comunión; la Comitiva Municipal; los diferentes Grupos Parroquiales de Culto, con sus estandartes y báculos; la banda de música… Ni una lluvia de pétalos ha descendido al paso de la Custodia…

Pero el pasado jueves, recordando que antes el Corpus se celebraba ese día, hubo exposición y adoración del Santísimo Sacramento y tanto el sábado como el domingo hemos podido asistir a la celebración de la Eucaristía seguida de la adoración al Santísimo Sacramento en el templo. El aforo ha sido reducido, tal y como está marcado, pero todos los Villarengos han podido estar presentes desde sus casas, ya que ha sido retransmitido en directo por un canal digital.

Hemos podido percibir ese aroma a incienso y hemos podido visualizar el resplandor de Jesús en la custodia mientras rostros emocionados, que ni siquiera la mascarilla podía ocultar, arrodillados ante el Altísimo, entonaban el himno simbólico de este día: «Cantemos al Amor de los amores» sin poder evitar que la voz se les quebrara ante tanta emoción. En definitiva,  nuestro Corpus este año ha sido distinto pero no menos bonito, porque hemos seguido con la tradición aunque sea de la forma que nos marca esta pandemia ,ya que ni siquiera este potente virus  ha podido conseguir eliminar la verdadera esencia villarenga ante su Corpus, que no es otra que ese Amor incondicional al Santísimo Sacramento.

Este año, como los anteriores, cada Villarengo hemos recibido y acogido a Jesús en nuestro corazón, ahí se ha hecho presente y nos ha recordado que dio su Cuerpo y su Sangre por todos nosotros, como muestra de entrega y servicio.

Precisamente este año, en el que nuestro Corpus está a punto de recibir oficialmente  el merecido reconocimiento, Jesús ha querido que lo vivamos de modo diferente, pero auténtico y en el corazón villarengo no puede haber sino alegría de saber que aunque Cristo Sacramentado no haya podido recorrer nuestras calles, sí que ha acogido a  cada víctima de Coronavirus en su Reino… sí que  ha hecho estación en cada una de las familias que han tenido que despedir a un ser querido, para darles el consuelo que necesitan… sí se ha detenido en «el altar» que cada sanitario o Cuerpo del Estado ha ido modelando en su corazón cada vez que han estado en «primera línea de batalla», para darles fortaleza y animarlos a seguir velando por la salud y seguridad de los demás… Sí que se «ha sentado» en cada regazo de las personas más vulnerables ante esta pandemia, para hacerles sentir que no están solas… Sí que ha tocado el corazón de todos nosotros, para que sepamos ver lo que realmente es importante en la vida y para hacernos más sensibles y solidarios ante las personas que están sufriendo…

Por primera vez en nuestra vida hemos sido testigos de un Corpus diferente, pero los Villarengos tenemos claro que sigue siendo el día de la Caridad y mientras más difícil nos ponga este virus la situación mayor Caridad hacia los demás fluirá de cada corazón.

 

Texto: Loly Gay Calvache
Fotos: Nieves Susi Mozas

Galería fotográfica: «Corpus Christi Villardompardo 2020»

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Piedad Eucarística
El milagro de cada miércoles

El milagro de cada miércoles

En la tarde de ayer, último miércoles de junio, se clausuraba la Adoración juvenil “Face to Face” de este curso, que cada semana se da cita a las 21 horas […]
El Amor de los amores recorre las calles de Torredelcampo, durante la celebración de la Vigilia Diocesana de Espigas

El Amor de los amores recorre las calles de Torredelcampo, durante la celebración de la Vigilia Diocesana de Espigas

El pasado sábado, 15 de junio, Torredelcampo acogió la Vigilia Diocesana de Espigas.  Las calles de la localidad se engalanaron, con gran esplendor, desde bien temprano, para acoger a miles de visitantes. Los altares públicos crearon un ambiente único y propicio para este encuentro diocesano, en torno a Jesús Sacramentado.  
Martos celebra la octava del Corpus en el centenario de impresión de las llagas de San Francisco

Martos celebra la octava del Corpus en el centenario de impresión de las llagas de San Francisco

El pasado 7 de junio en la ciudad de Martos en la Parroquia de San Francisco de Asís, y con motivo de los 800 años de la impresión de las Llagas a San Francisco, la comunidad Parroquial, junto el grupo de Adoradores de la Parroquia y la hermandad Sacramental y Seráfica de San Francisco de Asís, Nuestro Padre Jesús del Silencio y Nuestra Madre y Señora del Mayor Dolor, han llevado a cabo una vigilia de adoración ante el Jesús Sacramentado.
Torredelcampo acoge, mañana, la Vigilia Diocesana de Espigas

Torredelcampo acoge, mañana, la Vigilia Diocesana de Espigas

Mañana, sábado 15 de junio, se desarrollará en la localidad de Torredelcampo la Vigilia Diocesana de Espigas. A las 22 horas tendrá lugar la Solemne Eucaristía en la Plaza del Pueblo, presidida por Monseñor Sebastián Chico Martínez, obispo de Jaén. Y culminará con la procesión eucarística por las calles de la localidad
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo