Monseñor Rodríguez Magro preside la Eucaristía en honor a Ntra. Sra. del Rosario, patrona de Segura de la Sierra

El pasado lunes, 7 de octubre, el Obispo presidía la Eucaristía  en honor a Ntra. Sra. del Rosario, patrona de Segura de la Sierra.

La Eucaristía, que comenzaba a las 12 horas en la parroquia de La Santísima Virgen del Collado, estuvo concelebrada, además, por el Arcipreste de Segura, Sebastián Moreno; el párroco de Segura de la Sierra, D. Roque Javier James; y una decena de sacerdotes diocesanos.

En su homilía el Obispo se mostró muy contento de poder celebrar junto al pueblo “esta fiesta, una fiesta de la fe”. Y apuntó que “la fe siempre es alegría. Es un encuentro con Jesucristo”. En este sentido, también quiso recordar que el Papa Francisco nos dice que “en Jesucristo nace y renace la alegría”.

Don Amadeo apuntó, igualmente, que era “un día alegre, feliz y de fiesta.  Y hoy quien nos está alegrando es la Santísima Virgen del Rosario”. El Pastor diocesano afirmó, además, que “esta fiesta es muy especial porque es un día para recordar a la Virgen en su relación permanente, entrañable y materna con Jesucristo. Hoy, por tanto, no se puede mirar a la Virgen sin ver en ella a su hijo”. Y continuó insistiendo en que la fiesta del Rosario es “una celebración, en la que ese nos recuerda, muy especialmente, los vínculos de la Santísima con los misterios de Jesús. Estamos celebrando una Virgen que nos evoca una preciosa devoción en la vida de la Iglesia”.

El Obispo, haciendo referencia al rezo del Santo Rosario subrayó que “nos pone todos los días en una relación muy íntima con la Santísima Virgen y con su hijo. Es una oportunidad maravillosa para que se mantenga viva y actualizada nuestra fe y nuestra vida cristiana”.

Asimismo, el Prelado aprovechó la ocasión para recordar a los segureños que el próximo día 19 de octubre se va a celebrar, en el IFEJA, otra gran fiesta, la Feria de la Fe.

Finalmente, el Obispo pedía la intercesión de la Santísima Virgen. “Que la Virgen del Rosario os bendiga siempre a todos vosotros y a esta población”.  

Tras la Santa Misa tuvo lugar la procesión de la Virgen del Rosario por las calles de la localidad y la ofrenda floral.

Compartir: