La Evangelización marca el  trabajo del curso pastoral 2018-2019

En torno al altar se reunió la Curia diocesana este lunes para inaugurar el curso, y lo hizo con la celebración de una Eucaristía presidida por el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro.

Miembros del Colegio de Arciprestes, Delegados y Directores de Secretariados, miembros del Consejo de Asuntos Económicos, el Consejo de Gobierno… todos quisieron compartir el Pan a la vez que poner en las manos del Señor el trabajo y sus frutos ante el curso que comienza.

En las palabras del Obispo en su homilía dirigidas a la Curia recordó debemos colaborar con el proyecto salvífico del Señor. “Somos verdaderamente colaboradores. Y los que estamos aquí, los que tenemos una tarea, los que tenemos una responsabilidad, una misión en la Curia diocesana, de un modo patente, desde cada una de las tareas que desempeñamos, estamos cooperando con la acción salvadora de Dios. Somos parte de un proyecto. La grandeza de nuestra misión, por muy pequeña e insignificante que parezca, esa es siempre parte de la misión de Cristo, por tanto, la Curia debe tener unos objetivos y unas motivaciones”.

A la vez, el Prelado anunció una remodelación de la Curia, para que “lo que somos y lo que hacemos tenga  una unidad y esa unidad se la tiene que dar un proyecto que es la de ser misioneros y evangelizar”. A lo que añadió, “Toda tarea pretende ser solamente una cosa, que todos juntos, unidos al Pastor, podamos ser el Rostro de Cristo, sintiéndonos todos servidores”.

Este curso, el segundo de los cuatro que comprende el Plan Pastoral, “Caminando en el sueño misionero de llegar a todos”, está dedicado a la Evangelización. Las bases del trabajo pastoral de los próximos meses será explicado por los distintos Arciprestazgos a partir del 1 de octubre.

Al finalizar la Eucaristía, la Curia se reunió en una ágape fraterno.

Galería Fotográfica: “Eucaristía inicio de curso 2018-2019”

Compartir: