Un nuevo Sagrario para la Parroquia de San José Obrero de Bailén

     El día 13 de Julio de este año de Gracia, se Bendijo en la Parroquia de San José Obrero un nuevo Sagrario. Desde el año 1964 en que se Consagró el Templo Parroquial, ha presidido el Altar Mayor un Sagrario que se hizo en aquella ocasión. Si tenemos en cuenta que el Templo se construyó desde los cimientos y de unas proporciones bastante considerables podemos deducir que tanto el Sagrario como los restantes elementos necesarios para el culto divino no podían ser ni del material que exigía el Templo ni de la factura artística que hubiese sido distinta si los medios económicos lo hubiesen permitido. 
     Hace 6 años se mandó el Sagrario que presidió nuestra Parroquia durante tantos años a la orfebrería Angulo de la ciudad de Lucena (Córdoba). Ya se nos advirtió que por la baja calidad de los elementos con que había sido realizado ni por la calidad artística del mismo que era nula no merecía la pena gastarse un dinero que se sabía que más bien pronto que tarde el Templo pedía a gritos la factura de un nuevo Tabernáculo. 

     Así las cosas y teniendo en cuenta que estábamos en el año de la Fe creyó el Párroco y de acuerdo con él todo el Consejo Parroquial adquirir un Sagrario que estuviese en consonancia con el Templo que ya había sufrido unos arreglos bastantes considerables. Se pensó en la compra de un Sagrario de los que presentan algunos catálogos de casas especializadas pero por el precio de los mismos se pensó que era posible realizar uno a nuestro gusto que, por otra parte, el precio se ajustaba más a nuestras posibilidades.
     Al imaginero Don Manuel Luque Bonillo, que había realizado la talla del Santísimo Cristo de la Humildad y Misericordia para nuestro Templo, se le expuso el deseo de la Parroquia y él se ofreció con un equipo de carpintería, dorado y orfebrería, la realización de un Sagrario que obedeciese a lo que realmente la Parroquia deseaba. 
     Como se muestra en el reportaje gráfico, el Sagrario está realizado en madera, representando en la puerta a San José Obrero en el banco de carpintero con Jesús adolescente unidas ambas figuras sosteniendo un objeto de carpintería. En la parte superior de la puerta, una gloria de ángeles sostienen el paño que a modo de cortina presentan la escena. La puerta ha sido tallada en madera noble y policromada. El acierto del tema iconográfico y el buen hacer del imaginero, han hecho posible que el Sagrario sea original y exclusivo. En los laterales del  mismo y en plata están representados San Pedro y San Pablo, columnas de nuestra fe. En la parte superior coronando el frontis la alegoría de la Fe del mismo material plateado y dos jarritas del mismo metal con azucenas, que le dan una especial gracia al remate del mismo. 
     A requerimiento del Párroco que le propuso al Sr. Obispo la posibilidad de que él lo Bendijese, Don Ramón accedió y se fijó la fecha para la Bendición del mismo. En la Santa Misa que presidió Don Ramón acompañado de su secretario y del Párroco de San José Obrero, se bendijo el nuevo Tabernáculo depositando ya el Copón con las formas consagradas, con lo cual quedaba concluido el sueño que nos parecía irrealizable cuando se propuso la realización del mismo. 
     En su totalidad ha sido toda la Parroquia la que con sus generosos donativos han hecho posible que presida nuestro Altar Mayor un Sagrario que es calificado por el que lo contempla como verdadera joya. 
José Antonio Balboa Gómez
 
Compartir: