Más de 100 sacerdotes renuevan sus promesas en la Misa Crismal: «No nos pertenecemos, le pertenecemos solo a Él»

4 abril de 2023

Como cada Martes Santo, esta mañana se celebraba en la Catedral la Misa Crismal. 

Minutos antes de las 11 de la mañana han comenzado a repicar las campanas de la Catedral de Jaén. Una llamada a participar en esta celebración eucarística, presidida por el Obispo diocesano, Don Sebastián Chico Martínez. Asimismo, alrededor de 120 sacerdotes, llegados de todos los puntos de la geografía diocesana, han querido participar y renovar, un año más, sus promesas sacerdotales.

Junto al Obispo, han concelebrado el Obispo emérito Don Ramón del Hoyo López; el Vicario General, D. Juan Ignacio Damas; el Provicario General, D. José Antonio Sánchez Ortiz; así como otros Vicarios Episcopales y algunos miembros del Cabildo Catedral. También, ha estado presente Monseñor D. Fernando Chica Arellano, Observador permanente Santa Sede en la FAO, el FIDA y el PDA.

Del mismo modo, han participado los Seminaristas, los Diáconos permanentes de la Diócesis y multitud de religiosas y fieles.

Los semanaritas y miembros de la Cofradía de la Buena Muerte han sido los encargados de las lecturas. El Evangelio ha sido proclamado por el Diácono Permanente Don Andrés Borrego.  

Homilía

El Prelado jiennense ha querido comenzar su predicación saludando a Don Ramón y dedicando unas palabras de cariño a nuestro otro Obispo emérito, Don Amadeo, que no ha podido estar presente este año. Además, ha querido agradecer a todos los sacerdotes, seminaristas y religiosos su presencia en esta mañana en la que «el centro de nuestra atención y de nuestros corazones es Jesucristo el Señor, que vivió y murió por nosotros, para ser camino viviente de humanidad redimida y santificada».

Así, Don Sebastián ha querido alentar a los sacerdotes a venerar con agradecimiento y amor la grandeza del sacerdocio y el sacrificio de Jesús. «Él vino a anunciar el año de gracia de Dios, vino a anunciar a los pobres la Buena Noticia; la Buena Nueva de la inmensa bondad de un Dios cercano y misericordioso; la Buena Nueva de un Dios hermano que se acerca a nosotros lleno de misericordia y derrama en nuestros corazones, como un bálsamo perfumado, el don y la riqueza de su Espíritu. Él es el único “que ha bajado del cielo” (Cfr. Jn 3, 31) para hacernos partícipes de la santidad divina: “por ellos me santifico a mí mismo, para que ellos también sean santificados en la verdad” (Jn 17, 19)». Y ha añadido: «Hoy, al bendecir los óleos y consagrar el santo Crisma, evocamos la misericordia que nos alivia, nos consuela y nos santifica con el don admirable de su Espíritu que empapa y transforma nuestra vida».

Igualmente, el Pastor diocesano ha manifestado que «hoy miramos y renovamos la belleza de nuestro ministerio. No son nuestras palabras, ni nuestros métodos, ni nuestras muchas reuniones, ni nuestras conversiones pastorales, las que van a convertir el mundo. La fuerza vendrá del Espíritu de Jesús, de la verdad profunda de Su palabra que llega hasta lo más hondo del corazón y cambia las vidas desde dentro, con tal de que nosotros seamos instrumentos dóciles, fieles y diligentes, instrumentos útiles de su misericordia». Para continuar animando a los presbíteros a hacer una renovación generosa, ilusionada y con unidad «Hagamos hoy, hermanos sacerdotes, un esfuerzo de renovación, de rejuvenecimiento espiritual. Recuperemos nuestra primera ilusión, nuestro “primer amor”, nuestra disponibilidad, la entrega exigente de nuestra vida, de cada día, de cada hora, de cada minuto de nuestro tiempo».

Asimismo, Don Sebastián ha querido agradecer a los sacerdotes su entrega y ha tenido unas palabras de recuerdo para los presbíteros fallecidos en el último año.  «Queridos hermanos sacerdotes, gracias en nombre del Señor y de toda nuestra Iglesia Jienense por vuestra entrega y fidelidad, por vuestro ser sacerdote. Agradezcamos la vida entregada hasta la muerte de nuestros hermanos que en este año han pasado a la presencia del Padre: Nuestro querido D. Antonio Ceballos Ob, D. Joaquín Tuñón, D. Félix Martínez, D. Manuel Peña, D. Valentín Anguita, D. Reyes Castaño y D. Diego Moreno».

Finalmente, Monseñor Chico Martínez ha pedido oraciones por todo el presbiterio diocesano para «que renovemos verdaderamente, de corazón, las promesas sacerdotales, y pidamos a Dios que nunca falten en nuestra Iglesia jóvenes dispuestos a ofrecer su vida en este servicio santo del ministerio sacerdotal y apostólico». Para culminar: «Que Santa María, Madre de Jesús y Madre nuestra, Madre de los Apóstoles y Madre de la Iglesia, nos conceda la gracia de responder con fidelidad y con alegría a la vocación que cada uno hemos recibido del Señor para servicio de los hermanos y edificación del Reino de Dios en nuestro mundo».

Renovación de las promesas y bendición de los santos óleos

Tras la homilía, el clero diocesano ha renovado sus promesas sacerdotales ante el Obispo de Jaén.

Después, se ha llevado a cabo el rito de la bendición de los santos óleos y la consagración del santo crisma, que servirán a lo largo de todo el año para ungir a los enfermos y a los que recibirán los Sacramentos del Bautismo, la Confirmación o el Orden Sacerdotal.

Los seminaristas y los diáconos permanentes han presentado ante el Prelado las tres ánforas de aceite. Primero el óleo de los enfermos y, después, el de los catecúmenos, han sido bendecidos. La última ánfora ha sido la del óleo para el santo crisma. El Obispo ha hecho la mezcla del aceite con las esencias y perfumes y ha insuflado sobre él, para finalizar con la oración de la consagración. Posteriormente, los tres recipientes se han situado en un pedestal, junto al altar, donde han permanecido durante toda la celebración.

Tras la bendición final, Don Sebastián ha querido felicitar a los sacerdotes y darles las gracias. Además, los ha animado a seguir mostrando la belleza de su ministerio, «para que nuestro Seminario se embellezca». Finalmente, les ha deseado un feliz día y una feliz Pascua. Ya en la Sacristía, le ha exhortado a salir de sí mismos para entregarse por completo a los demás, verdadera misión de su ministerio. «No nos pertenecemos, somos totalmente del Señor. Yo no quiero guardarme nada para mí, que sea todo para Él. No os guardéis nada. Yo siento que cuanto más me despropio, me siento más feliz».

Este año, los 65 litros de aceite de oliva virgen extra bendecidos han sido donados por la Cooperativa Santa Ana – San Isidro de Torredelcampo. Al finalizar la celebración se han repartido entre todos los párrocos de la Diócesis.

Galería fotográfica: «Misa Crismal»
Galería fotográfica 2: «Misa Crismal 2023- Marta Lechuga»

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Sr. Obispo
San Francisco de Asís, primera parada del Obispo en la Visita Pastoral a Linares

San Francisco de Asís, primera parada del Obispo en la Visita Pastoral a Linares

El obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez, llegó al templo parroquial de San Francisco de Asís a las 10 de la mañana del pasado jueves, 15 de febrero. A la puerta del templo lo recibieron el párroco, D. Manuel Alfonso Pérez, el vicario parroquial, Thomas Munashe Tsikira, y un grupo de fieles.
Nueva conferencia sobre el Concilio Vaticano II

Nueva conferencia sobre el Concilio Vaticano II

El lunes 26 de febrero, a las 8 de la tarde, tendrá lugar en la Parroquia de San Pedro Poveda la cuarta y última conferencia sobre el Concilio Vaticano II. Será impartida por D. Luis María Salazar García, doctor en teología Dogmática por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y profesor del Instituto San Eufrasio de Jaén y el ISCCRR San Dámaso en Jaén.
Catequistas, cofrades y la fundación del Beato Lolo entre los encuentros de este sábado, en Linares

Catequistas, cofrades y la fundación del Beato Lolo entre los encuentros de este sábado, en Linares

En su recorrido por el Arciprestazgo de Linares, enmarcado en la Visita Pastoral, el sábado fue una jornada intensa para el Prelado del Santo Reino. Comenzó con un encuentro con las catequistas, para, después, conocer y bendecir la nueva sede de la Fundación Amigos de Lolo; encontrarse con la Agrupación de Cofradías y culminar la mañana con los jóvenes linarenses.
El Cardenal Merino recordado cinco siglos después por la Catedral que él impulsó

El Cardenal Merino recordado cinco siglos después por la Catedral que él impulsó

Al finalizar la celebración, que estuvo acolitada por los colaboradores de la Catedral y que contó con la participación del coro que dirige D. Alfonso Medina, se descubrió en la antesacristía una placa de recuerdo a este Obispo de Jaén y cardenal de la Iglesia muy vinculado a Carlos V y a toda la contrarreforma de su época.
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo