II Encuentro Diocesano de niños: Amigos con Jesús

Encuentro diocesano de infancia     Una jornada llena de vida, de alegría y de amistad con Jesús, fue el “II ENCUENTRO DIOCESANO DE NIÑOS” que se ha celebrado en el Seminario  de Jaén organizado por la Delegación  Episcopal de Infancia y Adolescencia bajo el lema  “Amigos con Jesús”.
     La hermosa mañana del pasado sábado 10 de marzo fueron llegando grupos de niños pertenecientes a parroquias, movimientos y colegios de la capital así como de diferentes localidades de nuestra geografía diocesana.
     Plenos de vida y de alegría, unos quinientos niños acompañados por padres, catequistas y párrocos acudieron a la llamada para participar junto con otros amigos cristianos en esta jornada diocesana que tenía como objetivos: comprender el valor de la amistad, descubrir y valorar la amistad que Jesús nos ofrece y potenciar actitudes de amistad con los compañeros.

     Los chicos y chicas   se fueron reuniendo en el salón de actos del Seminario donde el Delegado Episcopal de Infancia y Adolescencia – Javier Valsera- les saludó y les dio la bienvenida  a la vez que se fueron ambientando con las notas musicales de los cantos que fueron caldeando los pequeños corazones para el encuentro.  En la capilla mayor se celebró la eucaristía que presidió el Obispo y en la que concelebraron sacerdotes de las parroquias de origen de los niños. D. Ramón manifestó su sorpresa al ver la capilla llena de niños que desean ser buenos cristianos. Les recordó que a través del bautismo comenzamos a ser cristianos y cómo durante el crecimiento escuchar al Señor llena nuestro corazón de amor. La Palabra de Dios –continuó comentando- nos ha dicho que Dios está con nosotros, que nos quiere y nos invita a vivir los Mandamientos que se resumen en el amor a Dios y al prójimo. De la misma manera les habló del Mandamiento Nuevo “amaos unos a otros , como yo os he amado…” indicando que esta es nuestra distinción. El niño que es amigo de Jesús ayuda, perdona, comparte, acompaña, escucha… Sus palabras finalizaron explicándoles a los niños que abarrotaban el templo, como la participación en la eucaristía de cada domingo nos hace más amigos de Cristo, Él en la eucaristía nos bendice y nos hace más amigos suyos porque nos mira con amor. Junto al agradecimiento por la participación a este encuentro les invitó a contar a los que no habían venido la  experiencia de este gran día.
     Después del encuentro con nuestro amigo Jesús en la eucaristía fuente de comunión y de fraternidad que nos anima y fortalece para vivir la amistad con el Señor y con los demás, se iniciaron los talleres que contribuían a trabajar los objetivos propuestos. Al primer taller “Me conozco y me presento a mis nuevos amigos”, le siguió  “Hay un amigo en mí” (segundo taller) para terminar con el tercero “A vosotros os llamo amigos”  (Jn 15,14) con el que se cerraba esta parte del encuentro y se trabajaba con los niños cómo podemos ser buenos amigos de Jesús. Se confeccionaron unos murales con los textos bíblicos  “Vosotros sois mis amigos”  (Jn 15,14), “Dejad que los niños se acerquen a mí” (Mc 10,13-16) y “Os doy un madamaiento nuevo: amaos unos a otros, como Yo os he amado” (Jn 13,34).
     La comida compartida   en los patios del Seminario en este día tan espléndido que nos anunciaba la próxima llegada de la primavera, sirvió de descanso y para seguir conociendo a  los nuevos amigos. La última actividad fueron los juegos al aire libre en los que participaron la numerosa chiquillería y concluyó el encuentro con el envío del Delegado y la oración comunitaria que rezamos y que llevaron a sus hogares como recuerdo de este día de amistad con Jesús y con los demás.                          

Pedro F. Criado Menor.

Ver más fotos

Compartir: