Don Amadeo preside la Eucaristía en honor a Santa María Magdalena en Jaén

Con motivo de la fiesta de Santa María Magdalena, declarada así por el Santo Padre Francisco, y que tuvo lugar este viernes,  22 de julio, el Obispo de la Diócesis, Don Amadeo Rodríguez Magro, se trasladó hasta la Parroquia jiennense de La Magdalena, para presidir la Eucaristía en honor de la primera testigo de la Resurrección de Jesucristo.

Una iglesia abarrotada, con presencia de miembros de la Corporación Municipal, de autoridades civiles y militares, miembros de la Agrupación de Cofradías de la ciudad de Jaén… quisieron celebrar esta fiesta junto con los fieles de la Parroquia de La Magdalena, que viven, cada año, con mucha intensidad y fervor la festividad de la titular de su Parroquia.

Durante su homilía, Don Amadeo, destaco, de forma especial, el recorrido espiritual de Santa María Magdalena, reflejado en el nuevo Prefacio de la Fiesta: «Padre todopoderoso, de quien la misericordia no es menor que el poder, por Cristo, Señor nuestro. El cual se apareció visiblemente en el huerto a María Magdalena, pues ella lo había amado en vida, lo había visto morir en la cruz, lo buscaba yacente en el sepulcro, y fue la primera en adorarlo resucitado de entre los muertos; y él la honró ante los apóstoles con el oficio del apostolado para que la buena noticia de la vida nueva llegase hasta los confines del mundo».

El Pastor diocesano del Santo Reino, también quiso poner de manifiesto esa conversión de Santa María Magdalena, una conversión a la que llegó a través del amor; y que le permitió acompañar a Cristo, junto a su Madre, a los pies de la Cruz,  a la vez que, ese encuentro con el Resucitado, la convirtió «en testigo y Apóstol de apóstoles».

La Eucaristía fue muy participativa, con la intervención en las lecturas y en las preces de miembros de la comunidad parroquial de Santa María Magdalena y de las comunidades religiosas anejas a la misma, tales como las Hijas de la Caridad del Colegio de San Vicente de Paul y las religiosas de la Sagrada Familia de Burdeos. La celebración, que contó con la presencia de varios seminaristas, estuvo amenizada por las voces del Coro Parroquial. Esta es la primera fiesta de Santa María Magdalena, para D. Pedro Estepa, después de haber sido elegido, hace pocas fechas, Gobernador de la Antigua e Ilustre Cofradía del Santísimo Cristo de la Clemencia, Nuestro Padre Jesús de la Caída, Santa María Magdalena y María Santísima del Mayor Dolor.

Tras concluir la Eucaristía, y la despedida calurosa al Señor Obispo, Santa María Magdalena era sacada en procesión por las calles del barrio, acompañada por el párroco, D. Agustín Rodríguez Gómez, y numerosos fieles, devotos y vecinos del barrio.

Galería fotográfica «Fiesta de Santa María Magdalena en Jaén»

Compartir: