Don Amadeo peregrina a la aldea del Rocío con la Hermandad de Jaén

El domingo 20 de enero, El Obispo de Jaén Don Amadeo Rodríguez Magro presidió la Eucaristía en el Santuario del Rocío acompañando a la hermandad de Jaén.

Junto al Obispo concelebraron el Vicario General, D. Francisco Juan Martínez Rojas, el capellán de la Hermandad en Jaén, D. Francisco de la Torre y otros sacerdotes diocesanos.

Tomando como punto de partida a las lecturas del domingo, Don Amadeo subrayó como Dios se hace compañero de la vida del hombre también en las alegrías, como puede ser la celebración de una boda. El relato evangélico de las Bodas de Caná le sirvió al Obispo de Jaén para subrayar el importante papel de mediación que la Virgen María tiene en el misterio de la salvación.

El Prelado invitó a los fieles a acrecentar su fervor Mariano y rociero, sintiéndose también discípulos y misioneros, y enlazando así la devoción a la Virgen con el necesario ímpetu misionero que los cristianos deben de tener en el momento actual y siempre, y que la Diócesis de Jaén estaba viviendo de manera especial desde la semana anterior, con el inicio de la Misión Diocesana.

Tras la celebración de la Santa Misa, Don Amadeo acompañó a la Hermandad del Rocío de Jaén hasta su casa y bendijo las nuevas instalaciones que recientemente se habían remodelado.

Galeria Fotográfica: «El Obispo peregrina al Rocío»

Compartir: