D. Jesús Castro toma posesión de su nuevo cargo como párroco de Santa Marta de Martos

“El Señor hace caminar a los  humildes con rectitud,

Enseña su camino a los humildes”.

Así recitábamos el salmo 24 el pasado día 2 de Junio en la Parroquia de Santa Marta, en pleno corazón de Martos, en la celebración eucarística de acogida a su nuevo párroco, D Jesús Castro González, que asume este nuevo reto de acompañar a  la comunidad cristiana en la que seguirá su ministerio  en Fuensanta, a la vez que asumirá el caminar de su nueva comunidad de Martos en la Parroquia de Santa Marta.

Un párroco, con su palabra y con el testimonio de su vida debe ayudar a todos a conocer a Jesucristo y a crecer en la fe. En el Evangelio de ese día se  nos presentaba  a un escriba que le plantea a Jesús una pregunta esencial: “Qué mandamiento es el primero de todos”.

  1. Jesús uniendo dos textos del Pentateuco (Dt. 6,4-5: Lev.19,18), le contesta sin vacilar: “El primero es : Escucha Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. El segundo es este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay mandamiento mayor que estos”.

Los que en esa celebración acogíamos la vida en camino de D.Jesús Castro, sentíamos que ése es su estilo y fundamento: Dios y el Hombre en esa bidireccionalidad que sabe transmitir en sus palabras y sus acciones

Jesucristo une el amor a Dios y el amor al prójimo y convierte estos dos mandamientos en la base de nuestra vida de fe. Sólo el amor a Dios hace posible el amor al prójimo y sólo en el amor al prójimo puede manifestarse nuestro amor a Dios pues Dios es la fuente de todo amor.

Ese día los que queremos a  D Jesús, sentíamos el peso y la responsabilidad que asume con estas dos parroquias en Fuensanta y en Martos, pero sabemos bien que fiado en sólo Dios, él pueda acometer este encargo que nuestra  Iglesia de Jaén le encomienda.

Asistieron a esta celebración un gran número de fieles de su parroquia de Fuensanta y de otras parroquias por las que previamente ha pasado como la de Cabra del Santo Cristo, …a hora y media de camino.Lo acompañaron su comunidad del Secretariado de Migraciones de la Diócesis de Jaén, de la que participa, su familia y amigoy cómo no… inmigrantes subsaharianos a los que él ha dedicado buena parte de su esfuerzo y tarea pastoral.

La Comunidad parroquial de Santa Marta fueron los anfitriones de esta acogida con una Eucaristía bellamente preparada  con el canto de su coro. Posteriormente nos desplazamos a los salones parroquiales donde pudimos compartir en charla animada impresiones del nuevo párroco entre los que lo acogen y los que ya lo conocen en su caminar sacerdotal.

 

El Papa Francisco dirigiendo unas palabras a los párrocos de Roma el pasado mes de Marzo, les decía así:

“¿Qué significa misericordia para los sacerdotes?  Los sacerdotes se han de conmover delante de las ovejas, como Jesús, que veía a la gente cansada y agotada como ovejas sin pastor.

 Jesús tiene las “vísceras” de Dios. Isaías lo dice mucho, está lleno de ternura hacia la gente, especialmente hacia las personas excluidas, hacia los pecadores, hacia los enfermos que nadie cuida… Así, el sacerdote es un hombre de misericordia y de compasión, cerca de su gente y servidor de todos.

Este es un criterio pastoral que quisiera subrayar mucho, la cercanía, la proximidad. Quien se encuentre herido en la propia vida, en cualquier modo, puede encontrar en el sacerdote atención y escucha…

La verdadera misericordia se hace cargo de la persona, la escucha atentamente, lo enfoca con respeto y con verdad a la situación, y la acompaña en el camino de la reconciliación”.

Los que conocemos la trayectoria de D Jesús Castro y su entrega a su tarea pastoral entre los últimos: ancianos, niños, inmigrantes, parados,…sabemos que las palabras del Papa son una realidad en su vida.

Las palabras recogidas al final de la Eucaristía por su Comunidad parroquial de Fuensanta, decían muy bien de su hacer: “D. Jesús, Vd es un trozo de Cristo”

Enhorabuena amigo  Jesús Castro González. Suerte en tu nueva Misión dentro de la Iglesia.

Ten por seguro que estamos muchos a tu alrededor orando para que el Padre te llene de su Misericordia para que  sigas repartiéndola entre los que más lo necesitan.

Enhorabuena Parroquias de Fuensanta y Sta Marta, tenéis un buen pastor junto a vosotros.

El Señor seguirá apostando por la Obra Buena iniciada.

Juan Cozar Olmo

Secretariado Migraciones Diócesis de Jaén

Compartir: