Comienza la Cuaresma con la imposición de la ceniza

3 marzo de 2022

La Catedral de Jaén reunió, este Miércoles de Ceniza, a varios millares de personas que quisieron comenzar el camino de conversión recibiendo la imposición de la ceniza, un signo que recuerda la fragilidad humana, y también simboliza la penitencia y el arrepentimiento y recuerda que el destino definitivo del hombre es el cielo.

Autoridades civiles y militares, como la Subdelegada del Gobierno; el Subdelegado de Defensa; el Teniente Coronel de la Guardia Civil; el Comisario Provincial de la Policía Nacional; el Jefe de la Policía Local y miembros de la Corporación Municipal, entre otros, se dieron cita en el primer Templo de Jaén, al que también acudieron la Agrupación de Cofradías de la ciudad, y representantes de todas las Hermandades de Pasión y Gloria.

El Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez, presidía por primera vez esta celebración que es el inicio de la Cuaresma. Un templo abarrotado de fieles que quisieron participar en la Eucaristía y en el posterior Vía Crucis, en esta ocasión, con el Cristo de las Misericordias, que celebra el septuagésimo quinto aniversario de la fundación de su Cofradía.

Junto a la representación del Cabildo Catedral, los seminaristas se hicieron presentes en la celebración, cuyas lecturas estuvieron participadas por miembros de las Hermandades y Cofradías de la ciudad.

Homilía

En su predicación, el Prelado del Santo Reino comenzó exhortando a vivir la Cuaresma con profundo sentido religioso. En este sentido, expresó que estos cuarenta días que nos llevan hasta el Triduo Pascual hay que preparar “con intensidad los dones de la Pascua que son los dones de Cristo resucitado. Un camino interior en el que es más importante descubrir lo que Dios quiere hacer de nosotros que lo que nosotros queremos hacer”.  En este sentido, Don Sebastián señaló, en tiempo de Sínodo, lo que de comunitario tiene el camino cuaresmal: “Un camino también comunitario, donde toda la Iglesia, Parroquias, Comunidades religiosas, hermandades y cofradías, iniciamos numerosas actividades, tanto celebrativas como de piedad, que nos ayudarán a preparar la celebración de la Semana Santa”. Del mismo modo, y en referencia al Evangelio proclamado, el Obispo explicó que la Sagrada Escritura nos habla de “cómo trabajar bien ese camino de conversión del corazón, es decir cómo practicar nuestra justicia, la fidelidad a Dios, obrando por Dios y no por el aplauso de los hombres. Y se refiere a tres aplicaciones concretas, tres obras buenas que los judíos hacían, pero desmarcándose de la hipocresía como las vivían: la limosna, la oración y el ayuno.  Obras a las que habría que unir la escucha de la Palabra de Dios y la Caridad fraterna, completando los signos y medios que expresan y reafirman la conversión en este tiempo Cuaresmal”.

Para concluir, Monseñor Chico Martínez animó a los fieles en esta Cuaresma a llevar un programa “de vida, compartido con Jesucristo. Un programa de vida justa, recta y santa, digno de un cristiano y de una cristiana, en el que haya  tiempo para la oración, para la lectura del Evangelio y de libros de devoción, tiempo para rezar nuestras oraciones y participar piadosamente en la Eucaristía; tiempo para el servicio al prójimo, para la limosna, para visitar a los enfermos, para ayudar a los necesitados; tiempo para la renuncia, para la abnegación, que es tanto como tiempo para el servicio, para el amor a los demás, para el perdón y la misericordia”.

Imposición de la ceniza

Al concluir la homilía, el Obispo bendijo las cenizas, que provienen de la quema de las palmas del Domingo de Ramos del año anterior. El Vicario General y Deán de las Catedrales, D. Francisco Juan Martínez Rojas, fue el encargado de imponer, con el gesto de la cruz, este símbolo sobre la cabeza del Prelado. A continuación, el resto de los concelebrantes y el pueblo fiel recibió la ceniza bajo el mandato de convertirse y creer en el Evangelio.

En el momento de la paz, el Obispo pidió a todos los congregados a repetir con él la plegaria, uniéndose, de este modo, a la oración por la paz en Ucrania que pedía el Papa Francisco para este Miércoles de Ceniza.

Después de la bendición con el Santo Rostro, Don Sebastián volvió a animar a los fieles a vivir la Cuaresma con intensidad espiritual.  A hacerlo a través de la oración, el ayuno y la limosna. En este sentido, animó a acercarse al sacramento de la Reconciliación y a participar en las 24 horas para el Señor, que acogerá la Catedral el próximo 25 y 26 de marzo.

Al concluir la celebración eucarística dio comienzo el Vía Crucis con el Cristo de los Estudiantes que lo llevó, a través de las 14 estaciones de este acto de piedad, hasta la Iglesia de La Merced.

 

Galería fotográfica: «Miércoles de Ceniza 2022»

 

 

 

 

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Sr. Obispo
El Cardenal Cobo recibe el cariño de todos sus paisanos en un fin de semana repleto de actos

El Cardenal Cobo recibe el cariño de todos sus paisanos en un fin de semana repleto de actos

Fin de semana de intensas emociones las que ha vivido Don José Cobo Cano, Cardenal Arzobispo de Madrid, en su pueblo natal, Sabiote. La localidad se vestía de gala para […]
«No estamos locos»: nuestros seminaristas menores participan en el Encuentro Nacional de Seminaristas menores en Xàtiva

«No estamos locos»: nuestros seminaristas menores participan en el Encuentro Nacional de Seminaristas menores en Xàtiva

El lunes comenzaba el Encuentro Nacional de Seminaristas menores en este lugar del sur valenciano. Allí pudimos encontrarnos con diferentes seminaristas menores provenientes de varias Diócesis Españolas, en concreto: Valencia, Madrid, Murcia y Jaén.
El Cardenal Cobo, profeta en su tierra

El Cardenal Cobo, profeta en su tierra

Este fin de semana, Don José Cobo Cano regresa a la tierra a la que nació a la vida y a la fe, un año después de ser nombrado Arzobispo de Madrid y casi un año de ser creado Cardenal por el Papa Francisco. Es su primera visita oficial a su pueblo, Sabiote, en un fin de semana con multitud de actos, entre ellos, el nombramiento como hijo predilecto de la localidad.
El Obispo participa en el encuentro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios en Coria-Cáceres

El Obispo participa en el encuentro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios en Coria-Cáceres

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, se reúne entre los días 11 al 13 de julio en la diócesis de Coria-Cáceres, y en la que también está presente el Obispo de Jaén, Monseñor Chico Martínez como miembro de la citada Comisión.
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo