Carta pastoral: Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

4 junio de 2011

Ramón del Hoyo     Bajo el título “Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital”, su Santidad Benedicto XVI presenta a nuestra reflexión su precioso y profundo mensaje con ocasión de esta Jornada Mundial de la Iglesia Católica.
     En vez de destacar algunos de sus contenidos, invito a los fieles diocesanos a su lectura íntegra y reposada. Ruego que los sacerdotes informen sobre los contenidos, especialmente a los jóvenes, en las comunidades encomendadas y que oren asimismo ante el Señor por cuantas personas y empresas trabajan en la comunicación. 

 
     Desde aquel 4 de noviembre de 1963 en que el Concilio Vaticano II ya destacó la importancia en los medios de comunicación social para la evangelización (cf. Decreto Inter mirifica) hasta el día de hoy, estos medios han sufrido un rápido desarrollo y transformación como bien conocemos todos.
     El Beato Juan Pablo II, durante sus más de veintiséis años de pontificado fue un verdadero adelantado en este campo. Siempre buscó mantener relaciones fluidas y constantes con todos los medios, desde un diálogo fructífero y muy cercano. También el Santo Padre, Benedicto XVI, sigue el mismo camino y prueba de ello es su Mensaje para la Jornada de este año en el primer domingo del mes de junio.
     Deseo expresar y destacar por último, con ocasión de este breve comunicado, nuestra felicitación y apoyo a la Vicaría y Delegación Episcopal diocesana de Medios de Comunicación por sus servicios constantes y renovados en este campo tan decisivo para la evangelización en nuestra Iglesia diocesana. Destacar también el creciente número de sacerdotes, consagrados y laicos que colaboran a través de medios propios y otros públicos, en parroquias, monasterios, asociaciones, colegios y otros colectivos y agradecer y felicitar, asimismo a los propietarios y profesionales de los medios de comunicación en el territorio de la provincia de Jaén, por su constante colaboración con esta Iglesia Diocesana en su propósito de hacer descubrir y dar a conocer a la opinión pública la verdad y la dignidad de toda persona humana.
     Con mi saludo agradecido en el Señor:

     + RAMÓN DEL HOYO LÓPEZ. OBISPO DE JAÉN

 

5 de junio de 2011, Día de la Ascensión del Señor

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Cartas Pastorales
Carta Pastoral Cuaresma 2024: «Subamos a Jerusalén»

Carta Pastoral Cuaresma 2024: «Subamos a Jerusalén»

Iniciamos el camino de la Santa Cuaresma y, con ella, nuestra subida anual a Jerusalén con Jesús. Un camino de cuarenta días que nos lleva a una meta segura: la Pascua de la Resurrección del Señor, a la victoria de Cristo sobre el pecado y de la Vida sobre la muerte.
Carta Pastoral en la Jornada Mundial del Enfermo 2024“Dar esperanza en la tristeza”

Carta Pastoral en la Jornada Mundial del Enfermo 2024“Dar esperanza en la tristeza”

El próximo 11 de febrero, memoria litúrgica de Nuestra Señora de Lourdes, la Iglesia universal celebra la Jornada Mundial del Enfermo. Este año, el lema elegido para conmemorar este día es “Dar esperanza en la tristeza”. La Iglesia quiere poner su mirada maternal en aquellas personas que atraviesan enfermedades o momentos de sufrimiento psicológico.
Carta Pastoral en la Campaña de Manos Unidas 2024: «Efecto ser humano»

Carta Pastoral en la Campaña de Manos Unidas 2024: «Efecto ser humano»

«Compadecido, extendió la mano y lo tocó diciendo:Quiero, queda limpio» (Mc 1, 41) Queridos fieles diocesanos, El próximo 11 de febrero se celebra Jornada Nacional de Manos Unidas. En concreto, […]
Carta Pastoral Día de la Iglesia diocesana 2023:“Orgullosos de nuestra fe”

Carta Pastoral Día de la Iglesia diocesana 2023:“Orgullosos de nuestra fe”

Los cristianos compartimos un sentimiento, el de pertenencia. En nuestro caso, el de pertenencia a la comunidad cristiana, que, no solo nos hace tomar conciencia de que formamos parte de la Iglesia que fundó Jesucristo, sino que nuestra participación proactiva y comprometida con nuestra fe nos convierte en corresponsables con la misión evangélica, en nuestro tiempo y con nuestra gente; a la vez que herederos y semillas del Reino que otros recibirán.
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo