Carta Pastoral: Gracias de nuevo, Santo Padre

12 agosto de 2011
obispo
GRACIAS DE NUEVO,
SANTO PADRE
11 de agosto de 2011
Muy queridos fieles diocesanos:
De nuevo viene a España la próxima semana Benedicto XVI. Es una tercera visita apostólica en apenas cinco años. Gracias de corazón en nombre de la Iglesia diocesana de Jaén.
Necesitamos de tu palabra clara, penetrante, profunda y cercana. La esperamos con ilusión, sobre todo los jóvenes cristianos de todo el mundo, presentes en Madrid los próximos días, como enviados por sus Iglesias y comunidades. Son el rostro vivo de una Iglesia alegre, que camina llena de esperanza.
Es toda la humanidad la que necesita de la voz de Cristo a través de su Vicario y Sucesor del Apóstol Pedro. En medio de tantas crisis estructurales, coyunturales, sociales, personales… anhelamos muchos encontrarnos con el Mensaje vivo de Jesucristo y escuchar su voz cercana y amiga. Necesitamos testigos de rostro decidido y sereno que viven su fe, para participar activamente de la alegre fiesta de las generaciones nuevas de cristianos.
Que a nadie asuste y nadie se extrañe que aparezca también la cruz, bajo muchas formas con ocasión del próximo Encuentro porque será señal inequívoca de la presencia de Jesucristo en medio de nosotros. Proponer la verdad y denunciar el error, pensando “como Dios y no como los hombres” no es fácil, ni cómodo, nunca.
La Jornada Mundial de la Juventud, que con tanto interés han venido preparando miles de voluntarios desde el sacrificio ilusionado y el silencio envuelto de oración, ya está aquí, a las puertas.
El recorrido de la Cruz de los jóvenes y los Iconos de la Santísima Virgen y Santo Rostro fue anunciándolo por todos los caminos de la geografía de Jaén. Su anuncio está a punto de cumplirse, pero continuará después. Un acontecimiento de tan extraordinaria trascendencia, que acaba de nacer, tendrá un recorrido en años venideros. Será tarea de todos.
Gracias, una vez más a la generosidad e interés de los Medios de Comunicación. Gracias a ellos se acortan distancias y llega la noticia de inmediato a todos los rincones.
Mientras tanto nuestra Iglesia entera permanece en oración unida al Santo Padre, el Papa, y a los jóvenes cristianos del mundo entero.
Con mi saludo agradecido. Feliz JMJ.
RAMÓN DEL HOYO LÓPEZ
OBISPO DE JAÉN
Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Cartas Pastorales
Carta Pastoral Cuaresma 2024: «Subamos a Jerusalén»

Carta Pastoral Cuaresma 2024: «Subamos a Jerusalén»

Iniciamos el camino de la Santa Cuaresma y, con ella, nuestra subida anual a Jerusalén con Jesús. Un camino de cuarenta días que nos lleva a una meta segura: la Pascua de la Resurrección del Señor, a la victoria de Cristo sobre el pecado y de la Vida sobre la muerte.
Carta Pastoral en la Jornada Mundial del Enfermo 2024“Dar esperanza en la tristeza”

Carta Pastoral en la Jornada Mundial del Enfermo 2024“Dar esperanza en la tristeza”

El próximo 11 de febrero, memoria litúrgica de Nuestra Señora de Lourdes, la Iglesia universal celebra la Jornada Mundial del Enfermo. Este año, el lema elegido para conmemorar este día es “Dar esperanza en la tristeza”. La Iglesia quiere poner su mirada maternal en aquellas personas que atraviesan enfermedades o momentos de sufrimiento psicológico.
Carta Pastoral en la Campaña de Manos Unidas 2024: «Efecto ser humano»

Carta Pastoral en la Campaña de Manos Unidas 2024: «Efecto ser humano»

«Compadecido, extendió la mano y lo tocó diciendo:Quiero, queda limpio» (Mc 1, 41) Queridos fieles diocesanos, El próximo 11 de febrero se celebra Jornada Nacional de Manos Unidas. En concreto, […]
Carta Pastoral Día de la Iglesia diocesana 2023:“Orgullosos de nuestra fe”

Carta Pastoral Día de la Iglesia diocesana 2023:“Orgullosos de nuestra fe”

Los cristianos compartimos un sentimiento, el de pertenencia. En nuestro caso, el de pertenencia a la comunidad cristiana, que, no solo nos hace tomar conciencia de que formamos parte de la Iglesia que fundó Jesucristo, sino que nuestra participación proactiva y comprometida con nuestra fe nos convierte en corresponsables con la misión evangélica, en nuestro tiempo y con nuestra gente; a la vez que herederos y semillas del Reino que otros recibirán.
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo