II Campamento «Supervivientes» organizado por la Parroquia de Fuensanta en Las Casillas

11 agosto de 2016

Los días 26 al 31 del mes de julio, los niños y niñas de la clase de Apoyo Escolar del proyecto Rajab de la Institución Teresiana en Jaén, tuvieron la oportunidad de participar en un Campamento intercultural en la pequeña población de Las Casillas de Martos y compartir risas, juegos y aventuras con otros 65 niños de localidades cercanas a Martos

En el Campamento participaron en total 120 personas entre niños/as, monitores/as y colaboradores/as. De Rajab asistieron 17 niños/as, dos monitores y tres madres de apoyo a la cocina.

Estos días, dedicados a la naturaleza, cultura, interculturalidad e interreligiosidad,  tradición popular…, estuvieron llenos de actividades en las que los chicos y chicas se hicieron protagonistas y disfrutaron a tope a la vez que reflexionaban sobre los valores del cuidado, diálogo en la diversidad, solidaridad, respeto,… Las actividades eran todas al aire libre, y organizadas con el fin de conocer algo más del entorno cultural de estos pueblos cercanos a Jaén, con abundantes restos de origen íbero, que motivaron la organización y puesta en marcha del Campamento y los talleres. Todos se agruparon en los distintas tribus: Galaicos, Astures, Lusitanos,…y guiados por sus monitores se formaron 9 grupos de entre 8 y 10 niños que pudieron aprender tradiciones del pueblo como el trabajo con el esparto, cerámica, talleres de jabones artesanales, fabricación de pan, meditación y aromaterapia…, todo ello impartido por los propios habitantes del pueblo.

El alma de este Campamento ha sido el párroco de Fuensanta y Martos, Jesús Castro, gran amigo de la Institución Teresiana, que nos invitó a dar pasos en la interculturalidad con la propuesta de participar en este Campamento. Había niños/as, monitores/as y  ayudantes de cocina de Marruecos, Senegal, Sahara, Nigeria, Burkina, Camerún y lugares próximos a Martos (Jaén), compartiendo entre todos y todas sueños y esperanzas, alegría y fiesta.

Se vivieron días intensos. Uno de estos días caminamos hasta el cercano pantano del Víboras, donde fabricamos una balsa que hizo las delicias de pequeños y grandes al poder navegar por sus aguas utilizando objetos muy rudimentarios. Interesantes fueron también los días en los que los niños/as, por grupos, fueron interactuando con las personas del pueblo recibiendo información de cómo se vivía hace unos años en estas comunidades agrícolas y recogiendo pistas para seguir avanzando en el conocimiento del mundo Íbero. La última jornada tuvieron que “ganarse” el almuerzo ayudando a las personas del pueblo en diversas tareas y así, regaron plantas, limpiaron muebles, vendieron pan, recogieron basura…a cambio de atún pan, melones,…El almuerzo fue un divertido compartir entre todos/as.  Lo “recolectado”, gracias al esfuerzo de cada grupo, supo mucho mejor que en otras ocasiones…

Ha sido un campamento donde los niños/as han sacado lo mejor de sí  ejercitando sus potencialidades para poderlas compartir, siendo plenamente felices así. El trato con las gentes del pueblo, encantados con esta propuesta de colaboración, ha facilitado la convivencia e interculturalidad, ya que los chicos y chicas han aprendido a convivir y respetar a personas de distintas edades y de distintas culturas y religiones. También en cocina, se ha aprendido mucho de las costumbres culinarias de otros países y un día pudimos disfrutar de un delicioso Cus cus preparado por las tres mujeres musulmanas que nos acompañaban.

Seguimos viviendo de cerca la riqueza de la diversidad desde las distintas propuestas que el equipo Rajab va ofreciendo a los alumnos/as de nuestras clases en coordinación con el Ayuntamiento y las distintas Asociaciones y Parroquias de nuestro entorno.

Estamos convencidos de que la educación se encuentra hoy ante un desafío que es central para el futuro: hacer posible la convivencia entre las distintas expresiones culturales y promover un diálogo que favorezca una sociedad pacífica. Una sociedad de estas características pasa por  descubrir la pluralidad de culturas en el propio contexto de vida, y ha de ayudarnos a superar los prejuicios viviendo y trabajando juntos, a educar “a través del otro” en la ciudadanía. Promover el encuentro entre distintos, ayuda a comprenderse recíprocamente, sin que esto suponga renunciar a la propia identidad. Al  contrario, al hilo de los pequeños pasos que vamos dando va creciendo en nosotros la certeza de que la propia identidad se afianza y enriquece en la apertura a la diversidad.

Esperamos seguir en el camino.

Proyecto Rajab. ASC Poveda

Galería fotográfica «Campamento Supervivientes 2016»

CRÓNICAS DEL CAMPAMENTO ESCRITA POR SUS MONITORES:

Campamento Supervivientes

Soy Sara Ocaña,  Maestra y Monitora del Campamento “Supervivientes” 2016. Íber@s, desarrollado en la pedanía de Las Casillas. Ha sido una experiencia que nunca olvidaré y que espero poder repetir.

Desde el momento en el que me plantearon la posibilidad de colaborar en este proyecto me fui informando de todo lo que conllevaba, tanto para niños y niñas como para monitores y monitoras;  el hecho de participar en las actividades que se han venido realizando desde  que apareció en Fuensanta el Club “Supervivientes” de mano de Jesús Castro, su párroco,  supe que yo quería formar parte de esta gran iniciativa.

Hoy en día estamos viviendo un momento en el que los niños y jóvenes tienen todo lo que necesitan y mucho más a su alcance sin tener que hacer nada para conseguirlo y ya es hora de que poco a poco vayamos introduciendo en sus vidas experiencias que marquen un antes y un después en su forma de pensar y de valorar lo que tienen.  Esto es uno de los principales objetivos que, entre otros muchos, se trabajan desde “Supervivientes” y para mí es el comienzo de una gran labor para los futuros hombres y mujeres que estamos formando y educando.

En este campamento hemos podido saber que un simple vaso de agua fría vale oro y no siempre se puede tener inmediatamente, hay que ganárselo y sudarlo y han sido los vasos de agua más ricos de nuestras vidas.

Nos hemos relacionado gente de diferentes edades, culturas y pueblos y hemos podido convivir aprendiendo los unos de los otros de una forma muy especial ya que hemos pasado 6 días juntos las 24 horas.

Hemos compartido, nos hemos ayudado y hemos disfrutado haciéndolo. Hemos bailado, hemos respirado aire limpio, hemos mirado a las estrellas antes de dormir, hemos paseado y jugado y todo sin acordarnos de las nuevas tecnologías, las cuales ocupan tanto tiempo de nuestro día a día.

Además de todo el aspecto lúdico que ha envuelto este campamento también podemos mencionar todo lo que hemos aprendido de la historia de nuestros antepasados, introduciéndonos en el mundo Íbero, el cual ha marcado la temática de este Campamento Supervivientes 2016.

Para introducirnos en el mundo íbero, además de visitar los restos de las puertas de la ciudad de Bora de mano de un excelente guía, hemos aprendido, con la ayuda de gente experta en determinadas labores, desde a hacer jabón artesano para lavar nuestra ropa y pan en un antiguo horno, hasta a fabricar con nuestras propias manos objetos con arcilla, pasando por la elaboración de accesorios con esparto.  Todo ello gracias a estas personas que se han entregado en cuerpo y alma a nuestros niños y niñas.

Esta experiencia ha sido enriquecedora para todos en muchos aspectos desde el principio hasta el final, pero lo más bonito que nos llevamos es, la Gran Familia de Supervivientes  que siendo completamente desconocidos hemos forjado en tan solo 6 días.

Con iniciativas como ésta podemos  luchar juntos por un mundo mejor.

Gracias a todo el que lo ha hecho posible.

Sara Ocaña

Campamento Supervivientes 2016

Este es el segundo año en el que, infelizmente para los que hemos participado en ella, damos por finalizada una nueva edición del  Campamento Supervivientes que venimos organizando desde los distintos grupos de la Parroquia. Este años con más días, con más actividades y con más personas. Importante destacar el exponencial incremento de pre-monitores, si bien el año pasado eramos 11, este año hemos sido más del doble. Pero el aumento no solo ha sido de cantidad, sino también de calidad.

En este mes de Julio, las aldeas de Las Casillas  y La Carrasca nos han acogido de brazos abiertos durante cinco días repletos de emociones y compañerismo. En un excelente marco natural e histórico, donde los pequeños (y los mayores) han conocido un poco más sobre las civilizaciones que se asentaron sobre estas tierras, haciendo hincapié en la cultura íbera, que en la zona es destacada al encontrarse allí los restos de la antiquísima ciudad de Bora. De igual manera, se han concienciado de la necesidad de proteger y poner en valor el patrimonio del que disponemos, puesto que son las pétreas biografías de nuestros antepasados, aquello que hemos heredado y que debemos conservar para legar a generaciones posteriores. También han reforzado otros objetivos que ya teníamos el año pasado, basados en el respeto a la naturaleza y medio ambiente, en el aprovechamiento sostenible de los recursos, en la búsqueda del ocio con elementos del mismo terreno, y en lo agradecidos que debemos que estar por disponer de todo lo que ostentamos y de que otra vida es posible reciclando y sin derroche. Los chicos, que al final se mostraban tímidos entre ellos, han acabado relacionándose con todos los demás y formando nuevas amistades. Y los pre-monitores hemos estrechado lazos con los adolescentes de estas aldeas, con los que antes no teníamos ninguna relación y ahora quedamos de forma frecuente.

Por último, agradecer a coordinadores, monitores y colaboradores el que se haya podido realizar este campamento, del que nos vamos con más de lo que fuimos. Como en la edición anterior, quedamos deseosos de repetir el próximo año esta bellísima experiencia y volver a hacer el Campamento, o mejor dicho, Nuestro Campamento..

 

                                                                       Daniel Olmo Bermúdez. 16 años. Premonitor.

 

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Infancia y Adolescencia
Infancia y Adolescencia arrancan el curso con un encuentro para asentar las bases de trabajo del año pastoral

Infancia y Adolescencia arrancan el curso con un encuentro para asentar las bases de trabajo del año pastoral

El pasado sábado, en la Casa de la Iglesia, tuvo lugar la primera reunión de este curso pastoral del Secretariado de Infancia y Adolescencia perteneciente a la Delegación de Infancia y  Juventud de nuestra Diócesis. En ella, estuvieron presentes los miembros del equipo y nuestro querido consiliario, D. Jesús Díez del Corral. Comenzó la jornada […]
Los Scouts Católicos vencieron al dragón

Los Scouts Católicos vencieron al dragón

Este pasado fin de semana, el cerro del Santuario de la Virgen de la Cabeza, ha albergado las I Jornadas SCJaén Paraíso Interior en la que se han dado encuentro más de 280 scouts venidos de los grupos de toda la diócesis (Torredelcampo, Santisteban, Alcala la Real, Jaen, Linares y Úbeda) repartidos entre las casas […]
Se hace público el Protocolo de prevención y acción frente al abuso a menores y personas vulnerables

Se hace público el Protocolo de prevención y acción frente al abuso a menores y personas vulnerables

En la Diócesis de Jaén, comprometida con la defensa de la infancia, con la lucha contra el abuso y protección a menores, y dentro de las acciones que la Oficina diocesana de Protección del Menor tiene encomendadas desde su creación, en febrero de 2020, el Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez, ha firmado y […]
Los Scouts católicos inician el curso con un encuentro en el Santuario de la Cabeza

Los Scouts católicos inician el curso con un encuentro en el Santuario de la Cabeza

El movimiento juvenil, Scouts Católicos ha organizado las I Jornadas SC Jaén paraíso interior, que se celebrarán entre el 16 y el 18 de septiembre en el Santuario de la Virgen de la Cabeza. Este encuentro está motiva para comenzar el curso escolar “poniendo en el centro de nuestra vida el encuentro de Jesús con […]
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad