300 jiennenses son instituidos como ministros extraordinarios de la Comunión

24 abril de 2023

La Catedral de Jaén acogía, el sábado tarde, la celebración de la Eucaristía, que incluía la institución de los nuevos ministros extraordinarios de la Comunión. Llegados, junto a sus familias y a miembros de sus comunidades, se dieron cita fieles de los dos arciprestazgos de Jaén; el de Alcalá la Real; Martos- Torredonjimeno, Bailén-Mengíbar-La Carolina; Andújar; Mágina; Linares, Arjona; Condado -Las Villas y Baeza.

Una celebración que presidió el Obispo, Monseñor Chico Martínez, acompañado por el responsable diocesano de este servicio, D. Manuel Sánchez; el Vicario de zona, D. Jesús Millán; algunos miembros del Cabildo, así como por algunos párrocos que presentaban candidatos a este ministerio. El coro que dirige el canónigo, D. Alfonso Medina dignificó con sus cantos la celebración.

Fue durante la Cuaresma cuando se hicieron los cursos preparatorios para recibir este ministerio por primera vez o renovarlo. Se trata de un ministerio laical contemplado en la Iglesia Católica y estipulado en el Canon 230, párrafo tercero del Derecho Canónico que dice: “Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministros, pueden los laicos, aunque no sean lectores ni acólitos, suplirles en algunas de sus funciones, es decir, ejercitar el ministerio de la palabra, presidir las oraciones litúrgicas, administrar el bautismo y dar la sagrada Comunión según la prescripción del derecho” y en el que se establece, de igual modo,que para ejercer este ministerio laical “se requiere de la debida formación, conciencia y generosidad”.

Ahora, en Pascua, y una vez cumplida con la parte formativa, estos 300 jiennenses recibían, con alegría, este ministerio que le harán llevar la comunión a los enfermos y ayudar al sacerdote a darla durante la Eucaristía.

El Obispo, Don Sebastián, rememoraba el sacramento del bautizo asperjando con agua bendita a los asistentes, antes de las lecturas. Estas fueron participadas por los que iban a ser instituidos con este ministerio. El Evangelio, correspondiente al tercer domingo de Pascua, que en este ciclo corresponde al pasaje de los discípulos de Emaús, estuvo proclamado por el diácono permanente, D. Jesús Beltrán.

Homilía

El Prelado jiennense comenzó sus palabras a los que iba a instituir como ministros extraordinarios de la Comunión: “Queridos hermanos y hermanas, que esta tarde vais a recibir el encargo de ser Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión, os agradezco vuestro servicio y vuestra disponibilidad para ayudar a vuestros sacerdotes y diáconos, ministros ordinarios de la misma, en la tarea de ayudar a distribuir la Sagrada Comunión durante la Misa, cuando así se os necesite, y, especialmente, llevando la comunión a los enfermos. Os felicito ante la confianza que vuestros párrocos han depositado en vosotros, a la hora de presentaros ante mí, para desempeñar tan sublime cometido y recibir esta tarde el envío a tan noble misión”.

Después, en referencia al Evangelio proclamado, expresó: “Emaús nos suena a aquella gente que se ha encontrado con alguna dificultad en su vida y se ha derrumbado: una muerte, una enfermedad… Puede ser también, nuestra situación cuando no entendemos los planes de Dios en nuestra vida, en el mundo, en la Iglesia. Nos hundimos, protestamos, porque no entendemos. Y Jesús se une a su camino. Junto a ellos, hablan de todo, pero no caen en la cuenta de que quien está con ellos es el resucitado”. Para continuar explicando, “Lo que empezó en desesperanza o en tristeza, terminó en pascua y en alegría. Cuando nos encontremos en momentos de desolación, de sufrimiento, de desesperanza, desde nuestra fe en el resucitado y desde nuestro deseo de ser fieles a su amor, seamos conscientes de que Cristo resucitado nos acompaña y todo se transfigura, y su Espíritu nos transforma por su amor y nos sostiene en la esperanza”.

Para finalizar su predicación, se volvió a dirigir a los congregados que iban a ser bendecidos y enviados para recordarles: “Este oficio que se os confiere para cuatro años que sea vivido con fe y caridad viva, siendo modelo para vuestros hermanos. Debéis hacer vida este ministerio, identificándoos con la Eucaristía, de tal manera que os dejéis “Eucaristizar”, llenándoos del amor de Dios para irradiarlo. Empapados del amor de Dios es como seréis capaces de cumplir con fidelidad este servicio, con humildad, con sencillez y con paciencia”. A la vez que pidió cuidar con verdadero celo apostólico a los “ancianos y enfermos, de tal manera que asumís un servicio de amor y compasión con el hermano que sufre, llevándoles la santidad del Espíritu del Resucitado, su consuelo y la esperanza en su Vida”.

Ministerio

Después, los elegidos, junto al pueblo fiel congregado hicieron profesión de fe. De nuevo, el Obispo, tomando sus atributos: el báculo y la mitra, los bendijo, recordándole que: “Os voy a confiar por primera vez o de nuevo, el ministerio de distribuir la Eucaristía a vuestros hermanos, en las celebraciones litúrgicas donde lo requiera su mayor número de fieles, así como llevarla también a los enfermos o impedidos, e incluso a los moribundos como Viático para el tránsito a la vida con el Señor en el cielo”.

Comunión

Los nuevos ministros extraordinarios de la comunión de la Catedral fueron los encargados de darla, después de recibirla del Obispo. Don Sebastián, tuvo un hermoso gesto con una de las ministras, y es que después de darle la comunión, entregó la patena a la ministra, para que fuera ella la que la repartiera, ante el desconcierto y sorpresa de ésta.

Antes de concluir, el Obispo exhortó a los ministros a que acompañen este encargo de la Iglesia de formación, a través de la Escuela de Fundamentos o de la Teología que imparte el ITSE (Instituto Teológico San Eufrasio); incluso animando a aquellos hombres casados que sientan vocación a formarse como futuros diáconos permanentes.

Será el próximo 6 de mayo, a las 20 horas, cuando el Obispo repita esta institución para otros 300 aspirantes en la Catedral de Baeza de distintos arciprestazgos.

Galería fotográfica: «Institución ministros extraordinarios de la comunión 2023»

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Sr. Obispo
El Cardenal Cobo, profeta en su tierra

El Cardenal Cobo, profeta en su tierra

Este fin de semana, Don José Cobo Cano regresa a la tierra a la que nació a la vida y a la fe, un año después de ser nombrado Arzobispo de Madrid y casi un año de ser creado Cardenal por el Papa Francisco. Es su primera visita oficial a su pueblo, Sabiote, en un fin de semana con multitud de actos, entre ellos, el nombramiento como hijo predilecto de la localidad.
El Obispo participa en el encuentro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios en Coria-Cáceres

El Obispo participa en el encuentro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios en Coria-Cáceres

La Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios, presidida por Mons. Jesús Pulido, obispo de Coria-Cáceres, se reúne entre los días 11 al 13 de julio en la diócesis de Coria-Cáceres, y en la que también está presente el Obispo de Jaén, Monseñor Chico Martínez como miembro de la citada Comisión.
La Catedral de Jaén custodia los restos del Papa Pío I

La Catedral de Jaén custodia los restos del Papa Pío I

Entre los grandes tesoros que guarda y custodia la Catedral de Jaén pasa desapercibido uno. Se trata de los restos del Papa San Pío I. Se custodian en un hermoso sarcófago en la capilla de San Eufrasio, levantada en honor al primer obispo de la Diócesis.
La Catedral de la Natividad acogió las confirmaciones de la Iglesia de Baeza

La Catedral de la Natividad acogió las confirmaciones de la Iglesia de Baeza

Casi un centenar de adolescentes y adultos, recibirían, hace unas semanas, el Sacramento de la Confirmación, en la S.I. Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza. Se trató de una multitudinaria celebración, que reunió a las tres comunidades parroquiales de la ciudad, con sus respectivos adolescentes y adultos.
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo