Quince niños participan en el rito de la elección de catecúmenos en el primer domingo de Cuaresma

El pasado 1 de marzo, primer domingo de Cuaresma, quince niños, procedentes de diversas parroquias de la  Diócesis, participaron en el rito de la elección de catecúmenos.

La Eucaristía, que tenía lugar a las 10.30 horas en la S. I. Catedral de Jaén, comenzó con la procesión de entrada, encabezada por los catecúmenos, que eran acogidos, así, por la asamblea.

La celebración estuvo presidida por el Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro, y concelebrada por los Canónigos D. Emilio Samaniego y D. Manuel Carmona.

Diversos miembros de la Cofradía de la Buena Muerte fueron los encargados de las lecturas, la oración de los fieles y las ofrendas. El Evangelio fue proclamado por el Diácono D. Jesús Llopis.

Homilía
Don Amado comenzó su homilía dirigiéndose a los catecúmenos para recordarles que  “estáis aquí porque queréis ser cristianos, porque queréis bautizaros. Cuando os bautizáis, empezáis una nueva vida y, aunque Dios os quiere desde que fuisteis concebidos, por el bautismo os convertiréis, oficialmente, en sus hijos. Además, quedareis unidos a Jesucristo, que se convertirá en vuestro amigo más cercano”. 

El Pastor diocesano, explicó, además, que  “la Cuaresma es un tiempo para mirar  a Dios y para prepararse para el gran acontecimiento que viviremos tras estos 40 días: la muerte y la resurrección de Jesucristo”.  En este sentido, apuntó que “hoy la Iglesia os acoge y os dice que a lo largo de este tiempo de Cuaresma tenéis que ir preparando vuestro corazón y vuestra vida. Asimismo, se le encomienda a vuestros padres, padrinos, catequistas y sacerdotes que os acompañen en este camino y os cuiden, para que seáis lo que Dios quiere de vosotros y vayáis aprendiendo, poco a poco, de Jesucristo y de su Evangelio, a vivir como cristianos”.

El Obispo continuó manifestando la alegría de la Iglesia “con vuestra decisión y la de vuestros padres, padrinos y catequistas”. Finalizó recordándoles que serán acogidos como cristianos, con su Bautismo, en el tiempo de Pascua.

Rito de elección
Posteriormente, tras ser presentados al Obispo, los catecúmenos subieron al altar acompañados de sus padrinos y catequistas. Allí fueron interrogados y exhortados por el Pastor diocesano. Don Amadeo finalizaba diciéndoles: “queridos catecúmenos, declaro con alegría que habéis sido elegidos para ser iniciados en los sagrados misterios durante las próximas fiestas de Pascua”. “Ahora es vuestro deber, como el de todos nosotros, que os esforcéis con todo entusiasmo en llegar a la plena verdad de vuestra elección”.

Tras oración de los fieles, Don Amadeo despidió a los elegidos, que abandonaron la asamblea. Tras salir de la iglesia, la Eucaristía continuaba como de costumbre.

Al término de la celebración, los catecúmenos volvieron al templo para saludar al Obispo y posar en una foto de familia.

Galería fotográfica: «Rito de la elección de catecúmenos»

Compartir: