Los peregrinos conocen las casa natales de los pastorcillos de Fátima

El mal tiempo en Portugal no impidió a los peregrinos seguir su viaje con el plan previsto. Y el segundo día incluía una visita a Ajustrel, donde conocieron las casas natales de los pastorcillos de Fátima: Jacinta, Francisco y Lucía.

De vuelta al hotel, el Obispo diocesano, Don Amadeo Rodríguez Magro, presidió un Vía Lucis. Durante las catorce estaciones, los peregrinos han contemplado y reflexionado sobre los misterios de Cristo desde su Resurrección hasta Pentecostés, pasando por el envío de los apóstoles a evangelizar o la Ascensión del Señor al cielo.

Después de una tarde libre, los peregrinos se han vuelto a reunir en la Basílica del Rosario donde han participado en la celebración de la Eucaristía.  El Obispo, durante la homilía habló sobre el pasaje del encuentro de María Magdalena con Cristo resucitado, a la vez que quiso poner de relevancia el amor de Dios con el hombre. Del mismo modo, el Prelado habló del rezo del Santo Rosario. De ese mandato que hizo la Santísima Virgen a los pastorcillos en Cova de Iría y los animó a rezar el Rosario, como recoge su Carta Pastoral de Pascua.

Ya, caída la noche,  algunos peregrinos volvieron a participar en el rezo del Rosario y en la procesión de las antorchas.

 

Galería Fotográfica: “Peregrinación a Fátima en Pascua”

Compartir: