La Virgen del Carmen atracó en los corazones de los baezanos

Un año más, y en el transcurso de la novena que la Real Cofradía de Nuestra Señora del Carmen dedica a su titular mariana, la Reina y Hermosura del Carmelo procesionó por las calles de la ciudad de Baeza, atracando en los corazones de todos los baezanos que aguardaban el paso de la Flor del Carmelo.

Al término de la celebración de la Santa Misa, del quinto día de novena, un bullicio de fieles y devotos de María Santísima se reunió en el barrio de San Pablo para presenciar la magna procesión de la Estrella de los Mares por las engalanadas calles de las feligresías de las tres parroquias existentes en la ciudad.

A pesar del calor, no faltaron las señoras ataviadas con la mantilla española, así como la joven cuadrilla de costaleros, quienes, a pesar de las altas temperaturas, no desfallecieron en su tesón y buen hacer bajo las trabajaderas. También hubo promesas en las filas, repiques infantiles de campanillas y hermanos y fieles de velas.

Nuestra Señora del Carmen, elegantemente vestida, en su altar de plata, exornado en blanco, recogió las oraciones, intenciones y promesas de todos aquellos que cruzaron su mirada con la gloria del mes de Julio. Así pues, se vivieron momentos de emoción y júbilo en las calles, donde la Santísima Virgen transcurrió bajo los sones de la banda de música de Baeza y de la tuna, quienes rondaron a la Virgen.

No faltaron a la cita representaciones de las Cofradías y Hermandades de la ciudad, así como de las Cofradías de la Virgen del Carmen del Puente del Obispo y Úbeda respectivamente, la comisión permanente de la Agrupación de Cofradías, la asociación provincial de esclerosis múltiple, los predicadores de la novena del presente año así como el coadjutor de la Parroquia de San Pablo y miembros de la corporación municipal.

Texto: José García Checa
Foto: Pedro Salcedo

Compartir: