La parroquia de San Juan Evangelista de Mancha Real celebra el envío de sus catequistas, acompañados musicalmente por el Orfeón Santo Reino

El domingo 17 de noviembre, dentro de la Eucaristía dominical y celebrado la III Jornada Mundial de los Pobres, se hizo la bendición y envío de los Catequistas de la parroquia de San Juan Evangelista de Mancha Real. Fieles laicos que acompañarán a los niños, adolescentes y adultos de la parroquia y un grupo de cinco matrimonios que acompañarán a los novios que se casan en 2020.

Después de la homilía fueron llamados, bendecidos y enviados, pasando uno a uno para venerar la Palabra de Dios.

Acompañó la celebración el Orfeón Santo Reino con motivo del ciclo “La música en los monumentos de Vandelvira”, organizado, entre otras instituciones, por la Diputación Provincial, en colaboración con el Obispado y el Ayuntamiento. Por este motivo asistieron autoridades municipales y provinciales. Interpretaron música sacra italiana y al finalizar una selección de villancicos populares por la proximidad de la Navidad.

En su homilía, el párroco,  D. Mariano Cabeza, recordó a San Agustín porque las cosas bellas nos hablan de la suma belleza que es Dios y la música es bella. También refirió las palabras del Papa Francisco a los pobres como preferidos de Dios al no hablar el «lenguaje del Yo” y porque son los “porteros» en el Reino de los Cielos. Concluyó su homilía pidiendo a todos que sean templos vivos y preciosos, donde Dios pueda habitar para ser adorado, bendecido y glorificado.

Después de la Eucaristía continuó la convivencia con los Catequistas compartiendo un ágape fraterno en los salones parroquiales. La velada concluyó con una improvisada representación de la Navidad de los más pequeños de los comensales.

Un Domingo como debe ser el día del Señor, día de reposo, de santidad, de familia y con la familia parroquial.

Catequistas de San Juan Evangelista de Mancha Real

Galería fotográfica: «Envío de Catequistas de San Juan Evangelista de Mancha Real» 

Compartir: