El Obispo se dirige a los adolescentes que ven retrasada su Confirmación

La pasada semana, el Obispo de Jaén se dirigía por carta y vídeo a los niños y niñas que han visto su Primera Comunión aplazada hasta el próximo otoño. Ahora, escribe otra carta, en este caso dirigida a los adolescentes y jóvenes a los que iba a administrar el Sacramento de la Confirmación, y que debido a la pandemia provocada por el COVID-19, también ha tenido que retrasarse en el tiempo.

En la carta, que también ha sido grabada para distribuirse por la web de la Diócesis y las Redes Sociales, Monseñor Rodríguez Magro, comienza animando a aquellos que esperaban con ilusión recibir este último Sacramento de la iniciación cristiana, y que debido a las circunstancias tienen que esperar. «Quiero ponerme en contacto con vosotros para recomendaros que sigáis manteniendo la ilusión por recibir este sacramento tan decisivo en vuestra vida cristiana: en él se confirma, junto con el Bautismo, vuestra identidad como cristianos y recibiréis el Espíritu Santo, que os da la fuerza para ser testigos del Señor».

Del mismo modo, el Prelado jiennense en su misiva hace un recorrido por el camino de la fe que hasta ahora han recorrido los que esperan los dones del Espíritu Santo. «Habéis descubierto y acogido las enseñanzas de Jesús, transmitidas y vividas por la Iglesia; habéis conocido y dado pasos en lo que significa vivir según el Evangelio; habéis experimentado la intimidad con Jesús en la oración; habéis celebrado asiduamente la Eucaristía del domingo en vuestra parroquia; habéis participado en los sacramentos, especialmente en el de la Penitencia, para encontrar en Él el perdón de vuestros pecados; habéis conocido las devociones particulares que puede tener un cristiano y también las comunitarias, y en especial la adoración del Santísimo Sacramento…».

También les recomienda unirse a los grupos Kairós para seguir ahondando en su fe y en su vocación vital, «habéis de seguir ahondando en vuestra formación y participando activamente en la vida de la parroquia, unidos a otros jóvenes. Os recomiendo, vivamente, que os incorporéis al movimiento diocesano KAIRÓS».

A la vez, Don Amadeo considera que la Confirmación lleva aparejado el testimonio de lo que Cristo supone en sus vidas, a la vez que un planteamiento profundo de su relación y entrega a Dios: «Jesús siempre está en camino. En ese caminar, en algunas de sus tareas, se hace acompañar de los que estén más disponibles, de los que estén dispuestos a dejarlo todo y seguirle, de aquellos a los que no les ha importado poner su vida a su disposición, para servir a los demás en representación del mismo Jesús, especialmente en el sacerdocio y en la vida consagrada. Y ya sabéis que la fe es para compartirla con todos los que con nosotros creen en Jesucristo y para dar testimonio de ella a quienes nos pidan razones de lo qué creemos».

Por último, el Obispo de Jaén les pide a los que van a recibir el Sacramento de la Confirmación que recen por él y sigan el modelo de María, fiel a Cristo y a su vocación. «Rezad por mí y yo lo hago por vosotros. Y mientras tanto pedid al Señor que nos libre de esta pandemia. Rezad por los enfermos y por la vida eterna de los difuntos.

Os recuerdo que una Mujer, la Virgen María, es el modelo fiel de cooperación con el Espíritu, al que llevó siempre como dulce huésped del alma. Ella siempre le fue dócil y por eso cumplió fielmente la vocación que tiene encomendada, la de ser la Madre de Jesús y nuestra Madre».

Carta del Obispo

 

 

Compartir: