El Obispo preside la IV Gala Pasión Cofrade de Diario JAÉN

Don Amadeo Rodríguez Magro, Obispo de la Diócesis de Jaén, no esconde su interés en respaldar a las cofradías, a las que considera vitales para trasladar la palabra de Dios a todos los rincones de los 97 municipios. De hecho, sobre el escenario de la IV Gala Pasión Cofrade, recordó lo “cálida” que fue su convivencia con los asistentes al XXX Encuentro Diocesano de Cofradías, que se organizó al comienzo del curso. En aquellos días se dirigió a ellos y les lanzó un mensaje que piensa poner por escrito y hacerles llegar. Y es que, el Pastor, está muy satisfecho con su papel, al tiempo que apela a su responsabilidad, así se lo recordó en el acto que acogió Bedmar. “Son miembros destacados de la Iglesia. Estamos en misión, para decir a todos que el encuentro con el Señor es lo mejor que nos puede suceder en la vida”, dejó claro el pastor de la Diócesis que aplaudió a las hermandades, por su cercanía con el pueblo. “Sois lo que más estáis en la calle, sois ministros de la Iglesia y decís que Dios está con nosotros, con la gente más humilde y sencilla. La religiosidad que protagonizáis esta grababa a fuego en la gente, el corazón está con vosotros”, aseguró en el escenario de la ceremonia organizada por Diario JAÉN, y que tuvo como escenario la Caseta Municipal del pueblo de Sierra Mágina. “Gracias al Diario JAÉN por dejarme decir este sermón”, aseguró cuando tomó la palabra. En este punto, cuando fue interrumpido por aplausos, hizo gala de su buen sentido del humor, con el que no es la primera vez que sorprende, y dijo: “Esto que es para que me calle”. Tras las risas, siguió con su suerte de homilía. “Cuando abro el periódico, no sé si estoy en Diario JAÉN o en la iglesia de no sé donde, de tantas imágenes que salen. Lo hacéis como un servicio de comunicación, pero no lo olvidéis, también evangelizáis, aunque no lo sepáis o queráis, especialmente cuando aparecen el Señor y la Santísima Virgen”, aseguró Don Amadeo, que se mostró agradecido, tanto con los impulsores de este reconocimiento público, como con los propios galardonados. “Son unos testimonios y un estilo de fe maravilloso. El primer año que asistí a la gala, no me di tanta cuenta, pero tanto el año pasado en Jódar, como este en Bedmar, es precioso. Además, me siento muy feliz ya que, en muchas de las actividades premiadas, he estado yo. En Pozo Alcón, en Iznatoraf, en Santa Marta o en Alcaudete”, recordó.

De nuevo, el Obispo de la Diócesis de Jaén, que está en la provincia desde 2016, tiempo en el que ha logrado trasladar su carisma a todo el territorio diocesano, extenso y variado, aprovechó para arrancar una sonrisa a los asistentes y dijo, a modo de amable despedida. “Ha habido muchos premios, pero a mí no me habéis dado ninguno”.

 

Una fría noche convertida en abrazo cálido para el mundo cofrade de la provincia. La Caseta Municipal de Bedmar, en la bella Sierra Mágina, fue capital por un día de la fe en la provincia. Por un escenario decorado con cariño para la ocasión desfilaron cofrades anónimos, representantes de cofradías y hermandades de toda la provincia, pero, sobre todo, personas entregadas a su fe y a la manifestación pública de la misma. La emoción con que los galardonados recogieron sus premios llegó a un patio de butacas lleno que aplaudió cada uno de los gestos de la noche. En el preludio, el alcalde del municipio, Juan Francisco Serrano, abrió las puertas de su población a esta gala e invitó a los presentes a conocer este rincón de la sierra. Valoró tanto la trayectoria de los premiados como la vocación de Diario JAÉN en cuidar a la provincia desde el punto de vista no solo informativo. Tras sus palabras, el director de la Banda del Cristo de la Fe y Consuelo de Martos, Juan Antonio Martos, tuvo un delicado gesto al dedicar su primera interpretación a los cuatro fallecidos en el accidente de tráfico ocurrido entre Úbeda y Jódar, que eran integrantes de la Agrupación Musical Arroquía Martínez de Jódar, premiada en la III Gala Pasión Cofrade, celebrada el año pasado en Jódar. Un reconfortante y estremecedor “Ave María” con el que poner música al recuerdo de unos músicos aficionados que perdieron la vida en la carretera. La banda marteña hizo gala de por que es considerada una de las mejores de la provincia y, en esta edición y por la votación en la página web del diario de los cofrades, la mejor de este año 2018. La vibrante actuación de la banda fue el punto de salida para la entrega de galardones, una secuencia que llevó a los presentes a viajar por toda la provincia a través de los premios de los distintos arciprestazgos y agrupaciones de cofradías. A título individual tuvieron su reconocimiento cofrades de larga trayectoria y afecto como Carlos Ángel Gálvez, Juan de Dios Mercado (que no pudo asistir a la gala), Francisco Verdejo (recogió el premio uno de sus hijos); Nicolás Hidalgo, Juan José Romero y el cura Robustiano Gallego. Este último, premiado por el Acriprestazgo de Úbeda, tuvo una vibrante y encendida intervención en la que dejó claro su don para la oratoria y trasladó un mensaje nítido que, a pesar de sus ochenta y pico años, aún le quedan energías para lanzar el anzuelo y pescar creyentes. Sus palabras fueron muy aplaudidas.

Junto a las cofradías y hermandades, destacó el premio al taller de bordado de la Cofradía de la Columna de Baeza. Al escenario, junto al hermano mayor, David Gámez, un equipo de bordadoras y bordadores que dedican laboriosas horas de trabajo para que palios y demás enseres resplandezcan en cada Semana Santa. También fue premiado por su singularidad el Colectivo de Investigación de Sierra Mágina (CISMA) que tanta labor de estudio y puesta en valor ha realizado para las iglesias y cofradías de Mágina. En la recta final, el lamento de Fina de Ángeles puso el corazón en un puño de los presentes con dos saetas que trajeron al escenario todas las imágenes de pasión y dolor que evoca este desgarrador palo flamenco. El Obispo, Don Amadeo Rodríguez, puso un cierre agradecido a la labor de “evangelización” del mundo de las cofradías y a la cobertura informativa del diario y confesó disfrutar de la cercanía de unas personas que son muestra de fe diaria en la calle. Con su cariño y cercanía se puso colofón a una gala inolvidable.

Fuente: Diario JAÉN

Galería Fotográfica: “IV Gala Pasión Cofrade”

Compartir: