El Obispo administra el Sacramento de la Confirmación en la Parroquia de La Asunción de Ntra. Sra. de Porcuna

El pasado sábado, 8 de julio, un grupo de jóvenes y adultos de Porcuna y Santiago de Calatrava recibieron de manos del Obispo de la Diócesis, Don Amadeo Rodríguez Magro, el Sacramento de la Confirmación.

La Eucaristía, que fue presidida por el Obispo,  comenzaba a las 19.30 horas y contó con la presencia del párroco  de Porcuna, D.  Jesús Manuel Millán; el Adscrito a la Parroquia, D.  Luis María Juárez; y el Secretario del Obispo, D. Miguel Lendínez.

La comunidad parroquial pudo disfrutad de una bonita tarde de luz y encuentro con el Espíritu Santo. Los catequistas y los confirmandos, participaron de la celebración, realizando las lecturas, oración de los fieles y las ofrendas. A su vez, el coro nos fue introduciendo con sus cantos en la presencia viva del Espíritu.

Si alguno de los confirmandos o de los fieles en general, tenía dudas de cómo, cuándo o porqué pertenece a la Iglesia, Don Amadeo, en el transcurso de su homilía nos lo enseñó.

El Obispo comenzó  a su homilía con una pregunta: ¿quién es el que se fía más de vosotros?  ¿Quiénes sois?  “Un día nacisteis en el seno de una familia cristiana, vuestros padres quisieron compartir con vosotros la fe que ellos tenían. Sois cristianos porque vuestros padres os pusieron en el camino de la vida cristiana y sois cristianos, también, porque la Iglesia de Dios estaba aquí presente en Porcuna, formando comunidad; porque la Iglesia somos todos los que vivimos de la fe. La Iglesia tienen tesoros para ofrecer porque ha recibido los dones de Dios para darlos a manos llenas a los que acuden a ella, os dio el Sacramento del Bautismo por el que os convertisteis en Hijos e Hijas de Dios…… por lo tanto SOIS HIJOS E HIJAS DE DIOS”.

Don Amadeo invitó a aceptar y acoger la fe bautismal y hacerla vida. “Mantener una relación viva con un Dios Padre Bueno, una relación personal e íntima con Jesucristo, el Señor, nuestro amigo, aquel que nos acompaña en el camino de la vida y aquel que nos encontramos muchas veces y de un modo muy especial en la Eucaristía”. Los invitó, además,  a poner en práctica todo lo experimentado en el tiempo de preparación.

“El Sacramento no es un acto ni una ceremonia momentánea, sino que es el encuentro personal con el Espíritu de Dios, fortaleciendo la condición de cristianos, estéis donde estéis -sólos, en pandillas…-  NO ANDAIS SÓLOS”

Nuestro Obispo con la ayuda de la 2ª Lectura y del Evangelio, nos trasladó a nuestro día a día, a nuestras realidades, a nuestras contradicciones. Nos recordó que tenemos que vivir según de los somos y que estamos llamados a vivir del Espíritu del Señor, a vivir el Espíritu de la honradez, la solidaridad, la caridad, la justicia, el respeto de los unos con los otros, el respeto de uno mismo, de su propia dignidad, de su propio cuerpo, de su propia carne. Y debemos encontrar nuestro sexto sentido: Dejarnos llevar por la fe, encontrando en el Espíritu Santo la ayuda para vivir según la voluntad de Dios.

Al finalizar la celebración, Don Amadeo saludó a los confirmando y se hicieron una foto de grupo para recordar el momento.

Parroquia de La Asunción de Ntra. Sra. de Porcuna

Compartir: