Círculo de Silencio en Villargordo

“.. El pasado día fue una experiencia intensa para mí. Dios se cruzó en mi camino en vuestro pueblo”. Esta es una frase de un amigo que asistió al II Circulo de silencio que hicimos en Villargordo,  el día 1 de Febrero, dentro de las distintas actividades programadas en (Villargordo en  Misión).

El Círculo se celebró en el Salón de Actos del Ayuntamiento, al que asistieron unas 50 personas, entre vecinos y personas migrantes que viven en el pueblo durante la campaña de recolección de la aceituna.

El párroco, D. Germán García, nos introdujo en los objetivos del acto y agradeció a los allí presentes la misión que se nos ha encomendado. Nos acompañó también  D. Jesús Castro Director del Secretariado de Migraciones quien,  con mucha sencillez y sabiduría, nos explicó los objetivos del Secretariado,  y nos animó e impulsó a continuar en esta tarea tan digna en defensa de los migrantes y refugiados.

En la mesa también nos acompañaron tres jóvenes inmigrantes. Dos de Mali ,que trabajan en la recolección de la aceituna, en nuestro pueblo y un Saharaui, que se encuentra en una residencia, debido a distintos problemas de salud. Fueron testimonios sobrecogedores, por haber sufrido la pobreza, el hambre o la guerra en sus países de origen y haber viajado en condiciones de suma precariedad por el desierto y en patera.  Nos ayudaron a interiorizar y reflexionar sobre las causas y consecuencias y conocer, de primera mano, el sufrimiento de las personas migrantes.

Después, la asociación musical de Villargordo, “José Manuel Pérez Marfil” puso el acompañamiento musical, que se convirtió en un momento muy emotivo para los allí presentes. Finalizamos con un minuto de silencio en memoria de todas las víctimas de las migraciones.

Con estos Círculos pretendemos implantar una cultura pacífica a través de una acción accesible a todo el mundo, en una actitud de respeto frente al que sufre. El Papa Francisco lanzó un mensaje, el pasado verano, a propósito de la realidad de las personas migrantes y refugiadas: “La integración comienza con el conocimiento. El contacto con el otro nos lleva a descubrir el secreto que todo el mundo lleva consigo, y también el don que representa. Y por lo tanto a aprender a amarlo, a superar el miedo, ayudándolo a incorporarse a la comunidad que lo acoge. Cada uno de vosotros tiene su propia historia. Y cada una de estas historias tiene algo de sagrado, hay que respetarla, aceptarla, acogerla y ayudar a seguir adelante”.

En el Círculo, todos somos iguales. No hay nadie delante de ti y no hay nadie detrás de ti. Nadie está por encima de ti. Nadie está por debajo de ti.

Bartolomé Mateos Moreno
Círculo de Silencio Villargordo

Compartir: