Cáritas Diocesana, HOAC Jaén y la Confederación Española de Religiosos reclaman que se sitúe a la persona en el centro de la vida política y económica

Con motivo del 1º de Mayo, las entidades promotoras de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD), han difundido un manifiesto en el que denuncian el “injusto marco laboral y social” actual de nuestro país y “la falta de trabajo decente para todas y todos en nuestra sociedad”. Una situación que se ve especialmente agravada en la provincia de Jaén. Cáritas Diocesana de Jaén, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC Jaén) y la Confederación Española de Religiosos (Confer) son las entidades convocantes la provincia. En una rueda de prensa, han destacado la importancia de sensibilizar a la sociedad jiennense ante una realidad preocupante y han demandado la necesidad de colocar a la persona en el centro de la vida política, las relaciones laborales y el trabajo.

En este sentido, el responsable de Difusión de HOAC Jaén, José Ignacio Gámez, ha destacado que un chequeo a la situación provincial pone de manifiesto un injusto marco laboral y social. Ha subrayado cuestiones como el desempleo, la temporalidad, la exclusión y la pobreza, las carencias en las redes de protección, salarios bajos y alta siniestralidad como aspectos que definen la realidad. “Detrás de esas cifras hay dramáticas historias personales de ataque contra la dignidad de la persona”, ha declarado. Ha anunciado la convocatoria de acciones encaminadas a sensibilizar a la sociedad. En esta línea, el director de Cáritas Diocesana en Jaén, Rafael López-Sidro, ha hecho hincapié en la importancia de un planteamiento que invite a cambiar la sociedad y ha lamentado que haya que utilizar términos como “trabajadores pobres”. Frente a ello, llama a una necesaria sensibilización de la sociedad.

Entre las acciones previstas, desde la iniciativa “Iglesia por un trabajo decente” se difundirá un manifiesto que incluye reivindicaciones y propuestas. Además de que la persona se sitúe en el centro de las relaciones laborales y el trabajo, se demanda la protección del trabajo decente que posibilite un desarrollo integral de la persona, donde el trabajo sea generador de dignidad para la vida; igualdad de oportunidades y trato para todos los hombres y todas las mujeres; que el trabajo permita desarrollar la vocación y aportar los dones a la construcción de la sociedad desde el bien común, entre otros aspectos. Otras citas son la celebración de vigilias de oración y eucaristías en las parroquias de la Diócesis, por un lado, para sensibilizar sobre esta realidad y, por otro, para “dar gracias por el don del trabajo humano y como signo de solidaridad con quienes sufren la deshumanización del trabajo”. La Vigilia de Oración con carácter diocesano se celebrará el próximo lunes 30, a las 19:30 horas, en el Seminario Diocesano de Jaén.

El Vicario General de la Diócesis de Jaén, D. Francisco Juan Martínez Rojas, también ha intervenido en la rueda de prensa y ha destacado el apoyo de la Diócesis a la iniciativa. “Es muy importante llamar la atención sobre muchos aspectos y colocar a la persona en el centro de la realidad, como un valor que no es negociable, que es absoluto, y al que se tiene que supeditar todo lo demás”, ha aseverado. De igual manera, ha manifestado que ante cualquier iniciativa relacionada con el mundo del trabajo en la que la persona se convierta en un instrumento de intereses que desde el punto de vista evangélico no son admisibles, “es necesario movilizarse y que la luz del Evangelio denuncie esas realidades”. “Las personas son utilizadas en el campo del trabajo de una manera inadmisible para un creyente y para un cristiano, a costa de los derechos fundamentales”, ante lo que estima necesario “levantar una voz que reclame cuál es el proyecto de Dios para la humanidad”.

 

Compartir: