La Hermandad de la Misericordia de Valdepeñas peregrina hasta Baeza con motivo del Año Jubilar Avilista

El pasado viernes, 6 de diciembre, una representación de la Hermandad de Misericordia y Palma de la localidad manchega de Valdepeñas peregrinaba hasta nuestra ciudad con motivo del Año Jubilar Avilista.

La visita a Baeza comenzaba, por la mañana, realizando la ruta avilista, siguiendo las huellas del Doctor de la Iglesia por nuestra ciudad. Tras compartir una comida de confraternización en el Nuevo Casino de Baeza, el grupo de peregrinos visitó la Casa-Museo de la Cofradía de la Vera Cruz. A las 6:30 de la tarde los peregrinos visitaron la Iglesia de San Juan Evangelista, Templo Jubilar Avilista, donde miembros de la Hermandad de “Las Escuelas” le enseñaron el templo universitario, los vínculos con San Juan de Ávila y le explicaron la historia de la Hermandad y de sus titulares.

A las 7 de la tarde daba comienzo la celebración de la Santa Misa, presidida por el hermano cofrade presbítero, D. Manuel Galiano Marín. En su homilía, tuvo palabras de gratitud a los peregrinos y disertó sobre la importancia de realizar una verdadera y sincera labor de evangelización por parte de las Hermandades, así como del provechoso beneficio espiritual que supone para un hermano poder servir a Dios y a la Iglesia en el seno de una Cofradía, teniendo como única meta alcanzar a Cristo llevados de la mano de la Virgen María.

A la finalización de la Santa Misa se veneró la reliquia de San Juan de Ávila, se rezó la Oración Jubilar y se impartió la bendición que permite alcanzar la indulgencia plenaria, tras cumplir los requisitos exigidos por la Santa Sede: confesión en los días anteriores o posteriores, comunión y oración por las intenciones del Santo Padre.

Por último, se invitó al Hermano Mayor de la Hermandad de la  Misericordia de Valdepeñas a firmar en el libro de honor del Año Jubilar, dejando constancia de su peregrinación. Asimismo, se hicieron intercambio de recuerdos entre los representantes de ambas Hermandades.

Alejandro J. Mora Raya
Baeza

Compartir: