Jornada Mundial de la Vida Consagrada

     Cada año celebra la Iglesia el Día de la Vida Consagrada y cada año se presenta con regalos  especiales.
     El mismo lema  “La alegría del Evangelio en la Vida Consagrada”  es un gran don y una preciosa tarea. La Vivimos en tres tiempos a cual más hermoso y fecundo.
     Confer Jaén programó una Jornada de Formación con el tema: La vida religiosa en una cristología de COMUNIÓN, por el P. Juan Antonio Estrada, sj, a la que asistimos unos setenta entre religiosas y religiosos, muy motivados a vivir la Jornada en el gozo de la fraternidad y en la alegría del evangelio.

     Nos dice el P. Estrada, entre otras cosas: Jesús viene a enseñarnos a ser personas y personas en relación, consigo mismo, con los demás y con Dios. En sus enseñanzas Jesús nos muestra la verdadera imagen de Dios, tan distinta a la que nos formamos a veces… Su misma manera de vivir es el mejor referente de ser fiel a los hermanos sin romper su filiación divina. La síntesis final se quedó grabada en lo más profundo:
     • La importancia de la identidad, una y plural; tener raíces profundas y vida interior, como fortaleza ante posibles erosiones externas.
     • Fuerte experiencia de Dios. Respetar tiempos de ocio, para sí, para otros, para Dios. 
     • Importante también es la comunidad, relación personal y gratificante no mezcla o yuxtaposición de individuos. Valorar la importancia de  la persona y un trato cercano que la haga feliz y sea reconocida.
     • Colaboración eclesial coordinada con la misión del propio Carisma. Ir a los lugares donde nadie quiere ir, como Jesús en el evangelio, conducido por el Espíritu de Dios…para no caer en la tentación del protagonismo.
     • Hay que ser muy fuertes para reconocer la propia debilidad; estando cerca de Dios cuanto más vulnerables nos sentimos llegamos a ser más fuertes. Así se superan los miedos y las fobias, se palpa la realidad circundante y se vive en verdad.
     • Lo más peligroso son las adulaciones y triunfalismos. Nadie es más que otros. Poner el acento en la misericordia y el servicio. 
     • Ser signos que  crecen en credibilidad y generan atracción. Una Vida Religiosa creíble para los de dentro y para los de fuera, con capacidad de irradiar la luz del Evangelio y la luz del propio Carisma.  
     La eucaristía del domingo, día de la Presentación de Jesús y Purificación de María, estuvo presidida por el Sr. Obispo, Don Ramón del Hoyo, su homilía cálida y sencilla manifestando su amor a la Vida Consagrada y la participación de todos, creó un ambiente festivo y profundo de Acción de Gracias. 
     A continuación la comida celebrativa que prolongó el ambiente vivido y estrechó los lazos de alegría y fraternidad. Dios está en la Vida Consagrada y nos sentimos felices.
Hna. Isabel García Ruiz, hcr
Secretaria de Confer Jaén
 
 

Compartir: