Jaén despide a la comunidad de religiosas misioneras de Acción Parroquial

14 septiembre de 2023

Cientos de personas han querido unirse a la Eucaristía de acción de gracias por la labor que a lo largo de casi seis décadas han desarrollado las misioneras de Acción Parroquial en la ciudad de Jaén, que presidió este miércoles, en la parroquia de Cristo Rey, el Obispo de la Diócesis.

Después de 58 años de entrega generosa en las comunidades de San Félix de Valois, San Roque y Cristo Rey de la capital, la edad avanzada de las religiosas y la falta de vocaciones han llevado a la congregación a tomar esta dura decisión. Ahora queda un sentimiento de orfandad en tantas personas que han vivido de cerca este carisma de entrega a la vida parroquial de estas religiosas que han pasado por estas parroquias y que han creado lazos de fraternidad con los fieles.

Junto con Monseñor Chico Martínez, concelebraron la Santa Misa el párroco de Cristo Rey y Vicario General, D. Juan Ignacio Damas; el párroco de San Félix de Valois, D. Luis María Salazar; el párroco de San Roque, D. Juan Herrera; los que fueran párrocos de Cristo Rey, D. Manuel Bueno y D. Juan García Carrillo; D. Enrique Cabezudo, el canónigo D. Emilio Samaniego y el párroco de Mancha Real, D. Mariano Cabeza.

De igual manera, quisieron sumarse a este acción de gracias los fieles de las parroquias por las que han pasado, así como representes de las Cofradías y Hermandades. Miembros de la parroquia de Cristo Rey participaron en las lecturas y el grupo litúrgico musical EscuchArte, con sus maravillosas voces, crearon un clima perfecto para la oración en comunidad.

Homilía

Don Sebastián, el Obispo de Jaén, tomo la palabra para dar las gracias a todas las misioneras de acción parroquial que a lo largo de estos casi 60 años habían dado su vida por Cristo y su Evangelio. “Damos gracias a Dios Padre y homenaje de agradecimiento a las Religiosas Misioneras de Acción Parroquial de la Parroquial por su presencia en la ciudad durante 58 años. Que tienen como ideal la entrega generosa a las múltiples y variadas tareas del ministerio parroquial. Su carisma está impregnado de un profundo sentido de Iglesia, centrado en revitalizar y fortalecer la vida en las parroquias donde están presentes. Y ese carisma y espiritualidad ha calado también en muchos laicos vinculados a ellas”.

Del mismo modo, el Obispo subrayó su trabajo y entrega: “vuestra labor ha consistido en la animación de la comunidad cristiana; la preparación y celebración de los actos de culto; la catequesis de la Comunidad; la atención a los enfermos, a los ancianos… en la preocupación de ayudar a los fieles laicos a participar en la vida y misión de la Iglesia y en del mundo”, y expresó ese sentimiento de pena por la marcha de la ciudad: “Os marcháis de nuestra ciudad con dolor y amor, porque el corazón siempre sangra por donde ama, pero con la conciencia del deber bien cumplido y dejando una buena siembra del evangelio de la acogida cálida y del servicio de amor a todas las personas y familias que se han acercado a ellas a lo largo de todos estos años”.

A continuación, el Prelado reflexionó sobre el Evangelio de Lucas, de las Bienaventuranzas, que se había proclamado, para concluir su predicación dando, de nuevo las gracias a Dios por tanto como han sembrado en estos casi 60 años de atención a las parroquias de Jaén. “Queridos hermanos, agradezcamos al Señor el regalo que nos hizo, en todas las hermanas Misioneras de Acción Parroquial que han pasado por estas comunidad parroquiales de nuestra ciudad.

Y demos gracias, también, a todas las hermanas por su presencia callada y humilde, y por la acción evangelizadora y catequética que han realizado y siguen realizando, pues su carisma aún sigue totalmente prendido en nuestra Diócesis a través de la Comunidad que vive en Mancha Real. Nuestra acción de gracias, queridas hermanas, pretende ser ante todo un reconocimiento de la acción salvadora que el Señor ha realizado en vosotras y a través de vosotras en esta Ciudad. Habéis vivido vuestra consagración religiosa encarnándoos e insertándoos en ella, intentando siempre con la ayuda del Señor ser fermento de vida cristiana, luz que nos ha llamado a ver y a saber que no colma nuestra vida las cosas de este mundo y nos habéis abierto la sed de las cosas de “allá arriba”. Habéis dejado mucho amor de Dios, y esa es una gratitud que tenemos toda la Diócesis ¡¡Gracias, hermanas¡¡

Al finalizar la celebración, el párroco y la comunidad parroquial hicieron entrega de una rosa eterna a cada una de ellas y un grabado del Santo Rostro en nombré de la Diócesis, a la vez que elevó una oración a Dios por las vocaciones a la vida religiosa, que haga que pronto regresen a esta tierra donde tienen las puertas abiertas.

En nombre de toda la comunidad, la superiora, M José Carrero Ronco, tomó la palabra para dar las gracias por estos años de misión en Jaén. “Gracias en nombre de la Congregación y de todas las hermanas que han pasado por aquí a lo largo de estos años. Gracias a Dios porque nos ha regalado la vida para entregarla. Y gracias a cada uno de vosotros porque juntos hemos hecho de la parroquia comunidad y familia. Tuvimos un tiempo de expansión en el que la congregación se fue extendiendo, rápidamente, por la geografía española y por otros países. Ahora nos toca vivir un tiempo de reducción, sobre todo en España, donde vamos cerrando comunidades por falta de vocaciones. Pero éste es también un tiempo de Dios y en él que queremos vivir en la certeza de que nos mostrará caminos de esperanza porque Él sigue llamando a mujeres para hacer que la parroquia sea comunidad de comunidades”.

La celebración concluyó con una ovación por parte de los fieles congregados y con una foto de familia de todas las misioneras de acción parroquial de la Diócesis, incluidas las de Mancha Real que seguirán en San Juan Evangelista y en La Encarnación.

Visita al Obispo

Por la mañana, giraron visita hasta el Obispado la Hermana M José Carrero como la muy querida en la Diócesis, Casilda Ortiz para despedirse, en nombre de toda la comunidad, del Obispo y de la Iglesia de Jaén donde tanto tiempo y entrega han dejado a lo largo de casi 60 años.

Pedimos a Dios que siga llamando a la vida consagrada a mujeres que, confiadas en la fuerza del Espíritu, sean capaces de entregar su vida al dueño de la mies y a su Iglesia.

Galería fotográfica: «Despedida de las misioneras de acción parroquial»

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Vida consagrada
La clarisa Sor Amor del Sagrado Corazón hace su profesión temporal

La clarisa Sor Amor del Sagrado Corazón hace su profesión temporal

La comunidad de Clarisas, junto a un nutrido grupo de fieles, los párrocos de Baeza, D. Bartolomé López y D. Andrés Nájera, así como el franciscano, Fray Severino Calderón, acompañaron a Sor Amor del Sagrado Corazón de Jesús, en la fiesta de su profesión temporal.
Este mes nos unimos en oración con el Monasterio de la Santísima Trinidad de Martos y el Convento de Santa Clara de Alcaudete

Este mes nos unimos en oración con el Monasterio de la Santísima Trinidad de Martos y el Convento de Santa Clara de Alcaudete

La Diócesis de Jaén continúa preparándose hacia el Jubileo 2025, en este año de la Oración. En este mes de abril, la Diócesis se unirá al Monasterio de la Santísima Trinidad de Martos y al Convento de Santa Clara de Alcaudete.
Don Sebastián se encuentra con los miembros de la comunidad de La Santa Cruz de Linares

Don Sebastián se encuentra con los miembros de la comunidad de La Santa Cruz de Linares

El pasado viernes, la comunidad parroquial de la Santa Cruz recibía, con gran alegría, al Obispo de Jaén, enmarcado dentro de la visita pastoral al arciprestazgo de Linares que se está desarrollando desde el pasado mes de febrero. Durante la homilía, el Obispo animó a ser una Iglesia de puertas abiertas, alegre, en movimiento.
Este mes rezamos con las Carmelitas de Beas y las Trinitarias de Alcalá la Real

Este mes rezamos con las Carmelitas de Beas y las Trinitarias de Alcalá la Real

El peregrinaje de la Oración que nos propone la Comisión diocesana para el Jubileo 2025 para este mes de marzo, nos llevará el próximo jueves hasta el Convento de carmelitas descalzas de Beas de Segura y el Monasterio de Trinitarias de Fuente del Rey, en Alcalá la Real. Los terceros jueves de cada mes, la Diócesis realizará una peregrinación espiritual hasta uno de los monasterios. 
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo