Todo en común y para toda la vida. ¿Fidelidad en el siglo XXI?

Con este título tan sugerente, el pasado miércoles 15 de febrero tuvo lugar una maravillosa ponencia en el salón de actos de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, que como todos los años por estas fechas convoca el Centro de Orientación Familiar de Jaén, y que este año tuvo como conferenciantes al matrimonio Dª. María Ángeles Quesada Garrido y D. Francisco Toro Moreno, ella Licenciada en Filología Hispana y Diplomada en Ciencias Religiosas y él Licenciado en Historia y Diplomado en Ciencias Empresariales. De manera alterna fueron desgranando la ponencia, de una forma fluida y amena que mantuvo la atención de la sala que estuvo prácticamente llena.

La ponencia tuvo tres partes en las que analizaron la situación actual de la familia en nuestra sociedad. Los conferenciantes señalaron que un gran porcentaje de novios, hoy en día, viven juntos antes de casarse y que solo una parte acaban por casarse, y por lo general, estas uniones suelen presentar una alta tasa de ruptura . También destacaron que las personas tienen deseo de vida en común, aunque son muchas las dificultades para mantener estas uniones. Las familias se enfrentan a muchos peligros y la sociedad no acompaña al desarrollo de la fidelidad. Otro punto que abordaron son los desafíos de la familia, siendo de vital importancia superar el individualismo exasperado, y la sociedad gaseosa, donde el tiempo vuela, muchas cosas son las que llenan las familias y ocupan todo el tiempo de éstas, pero pocas dejan poso y satisfacción. La gente -tanto jóvenes como adultos- valora la institución familiar, pero las dificultades hacen que ésta se tambalee, en esos momentos no hay que dudar en pedir ayuda. Y el tercer bloque, que tuvo como marco la exhortación del Papa Francisco “Amoris Laetitia”, abordó  las implicaciones claves; comprensión, compasión y misericordia.

Entre otras frases, que podríamos destacar, subrayar que “no se trata de ser una familia perfecta, sino de ir creciendo de forma equilibrada todos los miembros de la familia”.

Sin lugar a duda un maravilloso momento de parada y reflexión sobre lo que nuestro matrimonio aporta a nuestra vida y la hace grande.

Juan de Dios García
Delegación de Familia

Compartir: