La parroquia de San Juan Bosco acoge la celebración del día de la HOAC

Este domingo 21 de junio celebramos en la Parroquia de San Juan Bosco de Jaén, el Día de la HOAC 2020, con una Eucaristía presidida por nuestro Consiliario, el Salesiano D. José González.

En dicha celebración hemos puesto sobre en el centro de nuestra fe la necesidad de «Un Trabajo decente, para una sociedad decente».

Durante su homilía, el Consiliario explicó, en referencia al Evangelio: «Además de a no tener miedo, Jesús nos invita a dar testimonio de nuestra fe como consecuencia de no tener miedo. No temer a tomar partido, a dar razón de nuestra fe, de lo que creemos y por lo que luchamos. Hoy, que celebramos el día de la HOAC y dentro de la campaña «Trabajo digno para una sociedad decente», este año se ha propuesto una reflexión sobre: Política y políticas para un trabajo digno. Es una llamada a ahondar en cómo esta racionalidad política dominante ha afectado en la precarización y empobrecimiento de las y los trabajadoras; cómo ha contribuido a limitar el sentido del trabajo humano y de qué modo ha minado la identidad social y política del obrero. Nos dice el Papa: Dios entrega su actividad, su trabajo, al hombre, para que colabore con él. El trabajo humano es la vocación recibida de Dios y hace al hombre semejante a Dios porque con el trabajo el hombre es capaz de crear. Por ello el trabajo da dignidad. Pero esta dignidad muchas veces es pisoteada llevando a las personas a ser esclavos del trabajo para sobrevivir: trabajo forzado, mal pagado, con la dignidad pisoteada».

En este sentido D. José González apuntó, «Necesitamos una cultura política que afronte un doble desafío:  por un lado, recuperar una comprensión y vivencia de la política como algo propio del ser humano y,  por otro lado, recuperar la capacidad de decisión sobre los problemas que nos afectan a la sociedad, porque esta capacidad ha sido secuestrada por los económicos. Se impone la necesidad una propuesta liberadora de recomposición del trabajo, en línea con la esperanza cristiana y con las orientaciones de la Doctrina Social de Iglesia que se proponga:  Romper con la idea de que no hay alternativa posible al actual mercado. Trabajar por un cambio socio-cultural que genere· nuevas formas de economía plural y solidaria.  Subordinar la economía a la democracia, como en el COVID-19, subordinando el sistema productivo a la preservación de la vida.  Reorganizar el trabajo para que sea menos individual y más social.

Por todo esto, el Papa les invitó a “realizar un sueño que vuela hacia lo más alto” de tal manera que a través del trabajo “libre, creativo, participativo y solidario”, el ser humano exprese y acreciente la dignidad de la propia vida”. Con el Papa rezamos: «Señor, no nos dejes solos. Ayúdanos a ayudarnos entre nosotros; que olvidemos un poco el egoísmo y sintamos en el corazón el «nosotros», nosotros pueblo que quiere ir adelante. Señor Jesús, a Ti no te faltó el trabajo, danos trabajo y enséñanos a luchar por el trabajo y bendícenos a todos nosotros».

Este año centramos la atención en cuál debería ser la orientación de la política para recuperar un trabajo digno, de ahí el lema que preside la actividad :«Política y políticas para un trabajo digno».

 Posteriormente tuvimos un rato de convivencia y reencuentro, después de estos meses de confinamiento, los militantes y simpatizantes de la HOAC de Jaén, donde pudimos compartir, de manera distendida y presencialmente de un rato de esparcimiento.

HOAC Jaén

 

Compartir: