Este domingo, Pueblo de Dios, emite el reportaje “Jaén: En el centro de la periferia”

Jaén es una de las capitales andaluzas más desconocidas. Desde el Castillo de Santa Catalina y su cruz, se divisa la majestuosa catedral de la Asunción; una de las obras más importantes del Renacimiento español.  En la provincia hay censadas más de 600.000 personas de las que 115.000 viven en la capital. La falta de empleo y oportunidades es la principal preocupación de sus habitantes. Aunque no la única. La Iglesia en Jaén está animando tres proyectos con personas que están en las periferias. Los tres se desarrollan en el centro de la capital andaluza.

Proyecto Hombre

Desde hace poco más de un año el antiguo seminario menor de Jaén está a pleno rendimiento. La diócesis ha cedido gratuitamente el uso de estas instalaciones a la Fundación Proyecto Hombre.  Durante el último año atendieron a 259 personas. El éxito del programa viene marcado por unas estadísticas cada vez más favorables. Proyecto Hombre es un método terapéutico y educativo que intenta dar respuesta a personas que tienen un problema de adicción. La metodología de Proyecto Hombre integra elementos clave de distintos campos de la Psicología. Se inspiran, fundamentalmente en las ramas humanista, sistémica, cognitivo conductual y en la logoterapia, entre otras. Su principal línea terapéutica promueve la dinámica de los grupos de autoayuda como medio para facilitar un cambio de vida. El Programa Base de Proyecto Hombre se compone de varias fases. En la Comunidad Terapéutica tienen lugar las etapas de Acogida y la de Comunidad, propiamente dicha. La duración media de estas dos fases depende de cada persona, pero el periodo mínimo de convivencia en régimen de internado es siempre superior a un año.

Proyecto Corazón Valiente

El barrio de La Merced es uno de los más populares de la ciudad. Arranca en la Catedral y sube hacia la parte alta de la ciudad. Toma su nombre de la iglesia de la Merced que da nombre a la plaza más emblemática, en la que se encuentran la fuente nueva y confluyen las calles Merced Alta, Merced Baja, Capitán Aranda Alta y Bazo. El proyecto Corazón Valiente pretende aunar todas las fuerzas vivas que actúan en el barrio. La idea principal que movió a la Fundación Marista y a Cáritas Interparroquial fue la de no duplicar servicios, la de trabajar en red.  La familia marista aporta casi la totalidad del voluntariado en Corazón Valiente. Profesores, padres y alumnos del colegio marista “Santa María de la Capilla” regalan su tiempo y energía a este proyecto. Un proyecto puesto en marcha por la Fundación Marcelino Champagnat con el apoyo económico de la Caja Rural de Jaén y la Obra Social de La Caixa.

Proyecto Rajab

En la parte baja de la Catedral está el colegio Pedro Poveda de la Institución Teresiana.  Aquí funciona el Proyecto Rajab. Una iniciativa de acogida y encuentro con los inmigrantes. Los voluntarios de Rajab tienen una red de amigos y conocidos que siempre están dispuestos a echar una mano. El proyecto es, en realidad, una apuesta por la fraternidad. Las clases de español siguen siendo la puerta de entrada al proyecto Rajab y el principal atractivo para los inmigrantes que buscan en Jaén su plena ciudadanía. Mientras los padres aprenden español, los hijos asisten a los talleres de refuerzo escolar. El de jóvenes llama la atención porque los inmigrantes y los voluntarios son de la misma edad. En algunos casos, incluso van al mismo instituto.  El Proyecto Rajab ha convertido hacer los deberes en un momento para que se conozcan más entre ellos y estrechen así los lazos de unión.

Santi Riesco Pérez
Pueblo de Dios

Compartir: