Encuentro jóvenes de Jaén preparatorio para la JMJ

El sábado 18 de junio, la Delegación Episcopal de Juventud realizó en el seminario de Jaén una jornada de convivencia con los jóvenes que vamos a partir hacia Cracovia en la JMJ del 21 de julio al 1 de agosto. Fue una jornada cargada de sentimientos, emoción, duda, intriga… puesto que íbamos a conocer a nuestros compañeros de viaje y podríamos compartir con ellos un día de oración, risas y, en definitiva, encuentro.

El Obispo de Jaén, D. Amadeo Rodríguez, nos recibió con una oración en la capilla del Seminario, y a continuación, nos dirigió unas breves palabras de ánimo y entusiasmo preparatorias para este apasionante viaje. Fue él quien inició la ronda de presentaciones y gracias a esto, pudimos empezar a conocernos un poco más entre nosotros.

Terminado el primer momento con D. Amadeo, nos dividimos en tres grupos para poder participar en tres talleres que fueron preparados por los miembros de la Delegación Episcopal de Juventud: Taller de Oración, Risoterapia y Bienaventuranzas.

Todo ello estuvo presidido por nuestra mejor compañera de viaje: Nuestra Madre María Santísima, bajo el icono de la Inmaculada Joven que hemos disfrutado durante toda esa semana y que ha recorrido,junto al icono del Santo Rostro y gracias a un grupo de voluntarios,nuestra provincia siendo muy bien acogida allá donde iba.

Por tanto, el taller de oración no pudo ser más que sentirnos acompañados por Ella. Aprendimos a orar con estas imágenes e incluso a orar con la danza contemplativa. En el taller de las Bienaventuranzas conocimos las vidas de los santos patrones de la JMJ: San Juan Pablo II y Sta. Faustina unidas al lema de la JMJ “Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán la misericordia”. Por último, el taller de risoterapia estuvo cargado, cómo no, de risas, muchas risas…con globos, juegos en el suelo, etc.

A mediodía, compartimos un almuerzo tipo picnic en los jardines del Seminario donde fuimos conociendo mejor a quienes van a ser nuestros compañeros de “fatigas” y, tras llenar el estómago, nos dirigimos al salón de juntas del seminario para conocer todos los detalles de nuestra travesía… Y sí que había detalles ¡Hasta los kilómetros y todo! ¡Qué ilusión por comenzar cuanto antes esta gran aventura que sin duda estará cargada de múltiples anécdotas!

No podía faltar en nuestra convivencia un encuentro con el Señor y este gran momento ocurrió en la Eucaristía, donde sentimos que Él está con nosotros y nos va a acompañar sin duda en este camino. Él es el motivo de que millones de jóvenes estemos preparando este viaje hacía Polonia: nos reunidos por y gracias a Él.

Por último, y tras compartir una cena, tuvimos un momentomusical a cargo del grupo Yoiré que nos hizo saltar, bailar, emocionarnos y… por qué no decirlo: orar, puesto que gracias a sus canciones y al son de su guitarra, piano, bajo y batería pudimos tener un momento personal con el Señor.

Y, con todo ya dispuesto ¿qué podemos esperar? Tenemos la ruta ya marcada, las ganas al máximo y la mochila cargada de esperanzas e ilusiones para encaminarnos a estas jornadas con millones de jóvenes de todo el mundo junto a los que proclamaremos que somos cristianos, que creemos en Cristo y que Él nos mueve. Así pues, solo esperamos que llegue el día 21 de julio y volar hacia nuestro destino: Polonia, hacía la Jornada Mundial de la Juventud 2016. ¡Bienaventurados!

Manuel Ángel Castillo Quintero
Delegado Episcopal de Juventud
Compartir: