Crónica de una celebración de JAC (Úbeda)

Campamento de la JAC ubetense
Más fotos del Campamento

     El pasado 8 de Agosto de 2009 se conmemoró el 50º aniversario de los Campamentos de la Juventud de Acción Católica ubetense en el propio escenario de los mismos, la Playa de la Barrosa de Chiclana de la Frontera, en la provincia de Cádiz.
     Fue un acto sencillo y muy emotivo en torno a la celebración de la Eucaristía y ante la imagen de la Virgen de Guadalupe, Patrona de Úbeda y Titular del Campamento, que preside la original Capillita del recinto, al aire libre, sobre un pedestal orlado por el escudo de la Acción Católica y la simulación de un velero, pues no en vano estamos en tierras marineras de la hermosa bahía gaditana.
     El acto fue presidido por los actuales jóvenes Dirigentes de la JAC, los Alcaldes de Chiclana y Úbeda, que estuvieron acompañados por algunos Concejales de ambas Corporaciones, además de diversas personalidades de la vida social y económica de Chiclana y con la asistencia de una gran representación de las gentes de nuestra Ciudad, desde donde se desplazaron un par de autobuses y muchos vehículos particulares con personas todas ligadas desde siempre y en la actualidad a la vida y al desarrollo del Campamento; familia de cada uno de los tres pioneros y artífices del mismo y, como no podía ser menos, por todos los chicos del turno correspondiente, que dieron más sentido y realismo a la jornada.

     A las 19´30 horas se inició el acto religioso con la celebración de la Eucaristía presidida por D. Eusebio Figueroa, Arcipreste de Úbeda y Capellán durante más de 30 años en diversos turnos. En la Celebración, muy participada y escrupulosamente preparada por Alfonso Donoso y Juan Pedro Cobo, el celebrante, conteniendo en varios momentos la emoción que le embargaba, nos recordó las figuras de los más importantes protagonistas del Campamento y también a tantas personas, que como colaboradores fieles, han hecho posible esta actividad social, educativa y religiosa en pro de la juventud ubetense y de sus contornos. Un coro de responsables en los turnos de chicas y chicos amenizó la Eucaristía.
     Tras la misma se pasó a la parte social del Acto, en la que tomó la palabra, en nombre de la JAC, Luis María Cobo. Su intervención estuvo jalonada de recuerdos y agradecimientos para todos los que han hecho posible la realidad de los Campamentos. A continuación ambos Alcaldes se dirigieron a los presentes destacando en sus intervenciones  la labor social y humana realizada en estos 50 años por sus artífices, no estando presentes desgraciadamente los principales protagonistas de la misma, y haciendo hincapié en que esta hermosa realidad nos debe unir más a las dos ciudades de Chiclana y Úbeda no sólo en lo lúdico, sino también en lo cultural, lo económico y lo social hasta tal punto que, como dijeron con acierto uno y otro Edil, “el término municipal de Úbeda llega y concluye en Chiclana de la Frontera” y “la playa de Úbeda está en la Barrosa”.
     Se procedió después al descubrimiento de un bajorrelieve en bronce, según proyecto en barro de Juan Pablo “TITO”, en el que las figuras de Manolo Molina y Antonio Cruz acompañarán por siempre a la que ya existía de Antonio Gutiérrez, formando parte del sencillo y artístico monumento erigido a estos tres hombres de convicciones, de Fe y de Amor a la juventud, como perenne homenaje a su entrega y labor en favor de la misma.
Siguió un intercambio de regalos entre la JAC y los Alcaldes para concluir con las profundas y certeras palabras de Juan A. Antiñolo, destacando la raíz y el verdadero motor que llevó a estos tres hombres y a muchos de sus colaboradores a realizar los Campamentos: su profunda religiosidad y amor a las personas, por lo que la obra de los Campamentos, que no en vano los han dirigido y los dirigen personas de la Acción Católica, no sólo desarrollan una actividad social y recreativa sino y sobre todo formativa, educativa y religiosa, según el propio pensamiento de sus tres pilares fundamentales: “el Viejo”, Manolo y Cruz.
     Se pasó después a la plaza central para “el arriado de banderas”, acto clave del atardecer en todo campamento. Allí el Jefe del turno actual, Ramón Fuentes jr., dirigió unas palabras de “Buenas Tardes” narrando un cuentecillo didáctico para seguidamente tres rfepresentantes de todas las personas que hacen realidad los campamentos, D. Eusebio Figueroa “Bebo”, Ana Mª Expósito y un Chaval del turno presente, arriaran las banderas de la JAC, ANDALUCÍA y ESPAÑA, con el fondo musical de los cantos emocionados del Himno a Úbeda, interpretado por todos los presentes. A la voz, siempre antigua y siempre nueva, de “Campamento, ¡Siempre unidos!”, se disolvió la formación y pasamos a degustar unas tapas y refrescantes bebidas preparadas en el propio recinto por las cocineras y los mandos del turno, que solícitos nos atendieron.
     Entre saludos, charlas, anécdotas y recuerdos de los asistentes, añorando las buenas horas pasadas en el Campamento, concluyó el Acto en la Barrosa, aunque no todos los demás Actos programados para celebrar el 50º aniversario. En los meses venideros seguirán a ésta otras celebraciones, hasta que culminen con la entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad, concedida unánimemente por la Corporación Municipal ubetense a la JAC, como recompensa a los cincuenta años de entrega a la formación y beneficio de la juventud ubetense.

     Fernando Gámez de la Blanca: “uno más del Campamento”

Compartir: