Abraham Canales: “El papa Francisco ha situado a los trabajadores empobrecidos como el nuevo sujeto histórico”

El papa Francisco y el trabajo han sido los protagonistas de la cuarta jornada de la Semana de la Pobreza en Jaén. El salón de actos de la Sala CajaSur ha acogido la presentación del libro “No os dejéis robar la dignidad. El papa Francisco y el trabajo”, a cargo de su propio autor, el periodista Abraham Canales. Un acto organizado por la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC Jaén). Según ha explicado, en la obra se recopila todo aquello cuanto ha dicho el papa en relación con el trabajo: desde el denuncia de la precariedad, hasta la apuesta por un trabajo decente, libre, creativo y participativo.

Canales ha sido presentado por la presidenta de HOAC Jaén, Isabel Mateos. En su intervención ha asegurado que “es urgente devolver la dignidad a los pobres, ponerlos en el centro”. “Sentirnos interpelados es la opuesto a formar parte de esa globalización de la indiferencia”, ha añadido Mateos. Del autor del libro ha destacado su labor como responsable de las publicaciones de HOAC. Del libro ha dicho que el núcleo fundamental del texto es el papa Francisco, pero detrás de todo este discurso está la labor de Abraham Canales que es quien ha puesto el criterio compilador. “Hay otros autores: todas aquellas personas con las que el papa dialoga en en sus mensajes”, ha manifestado Isabel Mateos.

Para presentar el libro, el autor ha respondido a las preguntas formuladas por la propia Mateos y por el responsable de difusión de HOAC Jaén, José Ignacio Gámez, quienes, con sus interpelaciones, han permitido esbozar los aspectos más destacados de la obra. Canales ha asegurado que hay varias motivaciones que le llevaron a escribir el libro. “Desde la incorporación del magisterio social a las publicaciones de HOAC, hasta una motivación con carácter vocacional y militante. También he de reconocer el interés por conocer la doctrina social de un Papa muy característico”, ha confesado. De igual modo, han influido dos experiencia vividas en primera persona con Francisco, como es el Encuentro de Movimientos Populares, “para escuchar, dialogar y tejer alianzas con los más pobres”, y una segunda a través del Dicasterio de Desarrollo Humano Integral para dialogar con los trabajadores y los sindicatos. “Una tercera motivación es que este impacto genera una conversión y me lleva a interesarme, buscar y mirar hacia atrás. Recibí un impacto vital que llevó a investigar sus discursos y su dinámica pastoral sobre lo que está diciendo hoy a la gente, al mundo”, ha añadido Canales. Con respecto al título del libro dice que tiene su origen en una visita que el papa realizó, en 2013, a Cagliari (Italia), que vivía una enorme crisis económica y social. “En uno de sus diálogos con un desempleado, dejó los papeles e improvisó una profunda intervención. Al final exhortó a que no se dejaran robar la esperanza. Yo he cambiado esta última palabra por dignidad”, ha manifestado el autor.

Preguntado por si consideraba que este papa presentaba una preocupación mayor que otros pontífices por la cuestión del trabajo, Canales ha defendido que Francisco insiste mucho en que todo lo que él dice lo han dicho antes sus predecesores. “Eso sí, hace un desarrollo lógico en función de lo que le toca vivir”, ha dicho. El periodista ha subrayado que en su primera exhortación apostólica,, que es como el “programa” de su pontificado,  el pontífice dice algo tan directo que la Iglesia tiene que situarse en salida, tomar la iniciativa, ayudar a la inclusión de los pobres. “En esa línea, defiende que para conseguir la inclusión social de los pobres una de las piezas fundamentales es que tengan un trabajo. Esto es muy importante porque es la base de lo que quiere hacer la Iglesia hoy en el mundo”. También ha recordado que en “Laudato Si” vuelve a subrayar que no solo es importante la inclusión de los pobres, sino que el trabajo es fundamental para proteger la casa común.

Abraham Canales ha expuesto algunos de los conceptos defendidos por Bergoglio recogidos en dos juegos de tres “t”. El Papa, en sus reuniones con trabajadores empobrecidos, concluye con un primer juego de “t”: tierra, techo y trabajo. En la reunión con sindicatos, apuesta por un segundo juego de “t”: trabajo, tiempo y tecnología, entendido como una apuesta por el trabajo decente, libre, creativo y participativo; tradición, como ejercicio de nuestras utopías, nuestras luchas y la sapiencia vinculada al trabajo; tiempo, reflexionando que la forma de vivir y producir hoy va en contra del desarrollo real, sostenible, inclusivo y solidario; y tecnología, al estimar que cuando se utiliza para imponerla atenta contra la propia dignidad de la gente.

Canales ha subrayado que algunas de las líneas de acción del papa carecen de precedentes. Como ejemplo ha destacado el trabajo con los sindicatos. “No solo se reúne con ellos, sino que teje una alianza”, ha aseverado. El periodista ha reflexionado que muchos de los caminos trazados por el papa en la Iglesia universal pueden tener un perfecto traslado en las iglesias locales. “Para la Iglesia, el trabajo es una misión aquí y ahora. A través del trabajo aportamos a la creación y la cuidamos. Estas formas de hacer del papa Francisco si son buenas para la Iglesia universal lo son también para la Iglesia local. La Iglesia debe ser favorecedora de encontrar el camino para materializar lo que reivindica. Que a la Iglesia no se la arrincone. Francisco cree que la Iglesia puede aportar algo en cuestiones en las que no ha tenido protagonismo hasta ahora”, ha afirmado.

Abraham Canales ha confesado que con el libro pretende llegar humildemente al mayor número de gente posible. “Una de las ventajas de Francisco es que no necesita filtros, se le entiende perfectamente. No hace falta ser un entendido en la materia, ni un erudito”, ha señalado. “Todo lo hace con la gente del mundo del trabajo. El primer capítulo contextualiza esos momentos e incorpora lo que dice la otra parte que está escuchando a Francisco. Es un libro para toda la persona que esté interesada en el trabajo hoy”, ha añadido el periodista.

En el turno de preguntas de los asistentes, se ha reflexionado sobre el profundo conocimiento de la problemática de las periferias por parte del papa. “Conoce la problemática porque las visitaba en Argentina. Esa experiencia donde celebraba misa con los cartoneros, iba a las asambleas de cooperativas, es lo que le hace tomar conciencia”, ha aportado Canales. “Francisco ha situado a los trabajadores empobrecidos como el nuevo sujeto histórico. Él insiste mucho en que los protagonistas de sus propios cambios sean las personas”, ha destacado. Otros aspectos sobre los que se ha reflexionado en la presentación del libro han sido la comunicación entre los sindicatos y la Iglesia, la preocupante situación de Bolivia o el caso concreto de los migrantes y el trabajo.

Al igual que hace el papa en algunas intervenciones, Canales ha concluido el acto pidiendo a los creyentes que recen por él y a los que no lo son que le manden “buena onda”.

Cáritas diocesana de Jaén

Compartir: