Carta Pastoral en la Jornada de la Iglesia Diocesana

5 noviembre de 2010

Don Ramón del Hoyo López     «La Iglesia: comunidad de fe, caridad y esperanza»

     Queridos fieles diocesanos
     Se acerca, como cada año, tras la solemnidad de todos los Santos y nuestra oración especial por todos los Difuntos, la Campaña de la Iglesia Diocesana. Este año, el lema elegido es: «La Iglesia: comunidad de fe, caridad y esperanza». Podemos afirmar que la Iglesia es la comunidad donde se viven las virtudes teologales: creemos en Dios, le amamos a Él y al prójimo y aspiramos al Reino de los cielos y a la vida eterna como felicidad nuestra, confiando en las promesas de Cristo y apoyándonos en la gracia del Espíritu Santo.

     La Iglesia Diocesana es «una porción del pueblo de Dios que se le confía al obispo para que la apaciente con la cooperación del presbiterio, de forma que, unida a su pastor y reunida por él en el Espíritu santo por el Evangelio y la Eucaristía, constituye una Iglesia particular, en la que verdaderamente está y obra la Iglesia de Cristo, que es una, santa, católica y apostólica» (Christus Dominus 11).
     No miremos la Iglesia como si fuese una mera institución, al lado de otras, a la que acudimos para que ofrezca respuesta a nuestras demandas religiosas y espirituales. Sería una visión muy pobre de la Iglesia, de la parroquia. Tengamos presente que la Iglesia es la prolongación sacramental del Señor en todos los tiempos y lugares. De ahí que millones de católicos en todo el mundo vivan el Amor de Dios y prediquen la Buena Noticia del Reino, lo que les lleva a reconocer en el prójimo el rostro de Cristo, de manera particular, en los más necesitados y a desarrollar una enorme labor (social, educativa, asistencial, etc) que repercute en beneficio de la sociedad.
     En el día de la Iglesia Diocesana hacemos un llamamiento a los católicos y a todos los que valoran las acciones que la Iglesia realiza para que sigan ayudando, con su aportación económica y  para que pueda tener lugar el encuentro con el Señor.
     Entre las distintas formas con las que podemos ayudar a la Iglesia se encuentran los donativos puntuales, suscripciones periódicas, las limosnas por medio de colectas y las aportaciones procedentes del 0,7% de la Declaración de la renta y legados.
     Con su ayuda podemos llegar a más.
     Muy agradecido les saluda y bendice
     + Ramón del Hoyo López, Obispo de Jaén

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Cartas Pastorales
Carta Pastoral en la II Jornada Mundial de los Abuelos: “En la vejez seguirán dando fruto” (Sal 92,15)

Carta Pastoral en la II Jornada Mundial de los Abuelos: “En la vejez seguirán dando fruto” (Sal 92,15)

La figura de los abuelos forja uno de los pilares más arraigados, profundos y entrañables en la vida de cada niño. Aquellos que tienen la posibilidad de conocer a sus abuelos y disfrutarlos poseen, desde su niñez, un gran tesoro que se instala en el corazón y que se mantiene de por vida. El testamento […]
Carta pastoral Jornada Pro Orantibus: «La vida contemplativa: lámparas en el camino sinodal»

Carta pastoral Jornada Pro Orantibus: «La vida contemplativa: lámparas en el camino sinodal»

  La Iglesia que peregrina en España celebra en este domingo, Solemnidad de la Santísima Trinidad, la Jornada por la vida contemplativa, conocida como Jornada Pro Orantibus. Este año, los obispos españoles proponen como lema «La vida contemplativa, lámparas en el camino sinodal». Los contemplativos son lámparas encendidas a los pies del Señor, ofrecidas por […]
Carta de Pascua 2022: «Cristo vive y te quiere vivo»

Carta de Pascua 2022: «Cristo vive y te quiere vivo»

Muy queridos fieles diocesanos: “¿A quién buscáis? ¿A Jesús el nazareno, el crucificado? No está aquí, ha resucitado” (Mc 16,6), dijo el ángel a las santas mujeres. Sí, aquel Jesús que fue escarnecido, golpeado y escupido por todos; aquel hombre que, con una corona de espinas en la cabeza y por cetro una caña, fue […]
Carta del Obispo: » Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará»

Carta del Obispo: » Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará»

Queridos fieles diocesanos, hombres y mujeres de paz, En este tiempo de tribulación, cuando miramos con estupor y con consternación el dolor de los ucranianos; cuando las imágenes de desolación, de muerte, de familias obligadas a dejar sus hogares, de niños que atraviesan solos las fronteras huyendo de la guerra… llenan nuestra alma de penar, […]
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad