40 parejas de «Encuentro Matrimonial» participan en la convivencia de la zona España Sur

Encuentro Matrimonial     El Movimiento familiar “Encuentro Matrimonial” en Jaén ha comenzado un nuevo ciclo de actividades en este curso bajo el lema Nada es imposible caminando juntos”.
     La presentación de estas actividades las realizaron los coordinadores locales Enrique y Tere Ramírez Manzaneda junto con el sacerdote Melitón Bruque, quienes presentaron el lema del curso “Nada es imposible caminando juntos”, así como a los responsables de los distintos servicios existentes en la Comunidad. En un encuentro celebrado en el Seminario Diocesano de Jaén, los coordinadores explicaron que el objetivo del lema es la necesidad de caminar junto a otros y ser testigos de que el amor existe. Animaron a todos los matrimonios presentes en este encuentro a “tomar conciencia de que debemos acompañarnos unos a otros, sostenernos en los momentos de desánimo, ilusionarnos en las horas de oscuridad, fortalecernos en los momentos de debilidad, confirmarnos en los momentos de duda y ayudarnos”.
     Los coordinadores también afirmaron que “el compartir nuestro amor y nuestra vida a los demás es darnos mutuamente fuerza y nueva esperanza. El sueño que nos llevó a ser matrimonios, cuando lo trabajamos y lo compartimos con los demás se hace realidad. Además de nuestro diálogo, los que nos mantiene vivos y mantiene vivo nuestro sueño, es caminar junto a otros matrimonios, sacerdotes, religiosos/as que viven los pasos del Fin de Semana de Encuentro Matrimonial para ser respuestas de amor para los demás, ser testigos de nuestro amor, porque ahora, más que nunca, debemos ser en la sociedad que vivimos signo de amor”.
     Igualmente, en el Seminario Diocesano de Jaén tuvo lugar la convivencia anual de equipos de la zona IV (Comunidades de Madrid, Getafe, Extremadura, Andalucía Sur y Andalucía Norte -Jaén-) de Encuentro Matrimonial. 40 matrimonios y 7 sacerdotes trabajaron el lema de la convivencia “Ilusionados para ilusionar”.
     Los coordinadores zonales, Manolo y Adelina Montero Pereda con el sacerdote Miguel Ángel Solas (miembros de la Diócesis de Jaén), explicaron el contenido del lema. Este matrimonio comentó en el encuentro que “debemos estar ilusionados para ilusionar porque nuestra ilusión no tiene otro objetivo que el de ser sal y luz para tantos matrimonios, sacerdotes y religiosos/as que aún no conocen nuestro sueño común de vivir el amor bajo el prisma de Encuentro Matrimonial. Por eso, nuestra ilusión ha de ser ilusionante para que nuestra relación sea siempre misionera. Ilusión para transmitir, para vivir, para llevar nuestro carisma de Encuentro Matrimonial a todas aquellas parejas que aún nos esperan”.

Compartir: