El Círculo de Silencio de Linares reivindica los derechos de los niños refugiados e inmigrantes

14 de junio, 8 de la tarde. El calor enlentece los pasos de los viandantes, que  buscan la sombra para mitigar la canícula.

A pesar de esas inclemencias, un grupo de unas cincuenta personas vuelve a formar ese Círculo de Silenci o que, un mes más,  se obstina y empeña en defender los derechos de refugiados e inmigrantes y denuncia  las promesas incumplidas del Gobierno español y la violación de los diferentes acuerdos por él  firmados.

La voz de dos de nuestros niños  que  mes tras mes vienen asistiendo a este Círculo,  se levanta y muestra el desamparo de niñas y niños refugiados que  viajan solos sufriendo inclemencias, malos tratos y acoso sexual, mientras Gobiernos de Europa ignoran esta situación, y se niegan a acoger a quienes huyen de la muerte. Esa misma voz nos pregunta y nos apremia con un grito: ¡DEJADLOS PASAR!

Todo el círculo es un murmullo que  repite como un eco el estribillo de la canción: “Vienen;  vienen del hambre y del frío…vienen ¡dejadlos pasar!”

Antonio Castro
Círculo de Silencio de Linares

Compartir: