Primera convivencia de niños Tarsicios de Jaén en el Seminario

21 marzo de 2009

Reunión de Tarsicios en el Seminario de Jaén
     Los Tarsicios son grupos de niños y niñas que ya han realizado la Primera Comunión y que tienen como compromiso formarse en la fe cristiana y adorar al Señor, presente en la Eucaristía. Estos grupos infantiles dependen de la Adoración Nocturna. En la diócesis de Jaén, los grupos de Tarsicios vienen funcionando desde el inicio del presente curso en cuatro parroquias: San Bartolomé, San Eufrasio, San Miguel y Cristo Rey de Jaén, así como la Parroquia de la Asunción de Noalejo. Estas comunidades ya han puesto en marcha su grupo de Tarsicios con niños de 5º y 6º de Primaria y ESO.
     La Adoración Nocturna de Jaén también ha editado el boletín de Tarsicios, una revista bimensual que sirve como medio de comunicación entre los niños, sus padres y las parroquias. Según los coordinadores de esta publicación, el grupo de Tarsicios debe vivir con el objetivo de la santidad: «Todos hemos de ser santos, sobre todo los niños, a través de la obediencia a los padres, el cumplimiento de sus deberes y estudios, el respeto a sus amigos, compañeros y mayores… Todo esto, y más cosas así de pequeñas es ser santo». También creen que el grupo de Tarsicios debe profundizar en el conocimiento de Jesucristo, «acercándonos a la Eucaristía y a la oración íntima y personal con Cristo, porque esto, en síntesis, es la adoración eucarística».

     Estos niños adoradores del Santísimo Sacramento tuvieron el pasado domingo su primera convivencia en el Seminario Diocesano de Jaén. Fue un encuentro para disfrutar de la amistad y para que los niños y niñas pasarán unos momentos de diversión y juegos en compañía de sus padres, hermanos y catequistas. La convivencia comenzó en la Capilla del Seminario con la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, que manifestó en la homilía su alegría por presidir este encuentro y su cariño por el numeroso grupo de niños que se habían reunido en la convivencia. Los más de cien niños que acudieron a esta convivencia, acompañados de sus padres, llenaron por completo la Capilla del Seminario. El obispo les leyó una carta dirigida especialmente a los niños, y les invitó a permanecer siempre en la amistad con Jesús, presente en la Eucaristía. Partiendo de su propio testimonio personal como Tarsicio en su infancia, D. Ramón del Hoyo se dirigió a los chavales pidiéndoles que cada día conocieran y amaran más a Jesús Sacramentado. La Misa, que estuvo concelebrada por los párrocos de San Miguel, D. Antonio Garrido, y San Bartolomé, D. José Lomas, y por el consiliario diocesano de la Adoración Nocturna, D. Antonio Aranda, concluyó con la adoración al Santísimo Sacramento y una plegaria por las vocaciones sacerdotales.
Tras la Eucaristía, los niños disfrutaron de diversas actividades preparadas en los patios del Seminario: fútbol, baloncesto, concursos, futbolín humano, juegos hinchables… Tras la comida, continuaron otras actividades, para concluir este primer encuentro de Tarsicios de la diócesis de Jaén a las cinco de la tarde.

Adjuntamos la carta del Sr. Obispo dirigida a los Tarsicios de Jaén.

El Sr. Obispo con los Tarsicios

CARTA DEL SR. OBISPO DE JAÉN A LOS NIÑOS TARSICIOS

Amigos Tarsicios:
SOIS UNA SONRISA DEL CIELO
¡Importantes para Jesús, para vuestros padres y amigos y también para vuestro Obispo y la Diócesis de Jaén!

Estoy seguro de que hay muchos “santos” entre los niños y niñas de Jaén, por eso digo algunas veces, a las personas mayores, que tenemos que parecernos a vosotros y, mucho más, sin son “Tarsicios”.

Esto lo he copiado de Jesús, les dijo un día a sus discípulos y a un grupo de personas que le escuchaban: “si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el reino de los cielos”.

¿Por qué diría esto Jesús? Yo creo que porque al cielo sólo van los que son sencillos como los niños y niñas; los que son ricos de bondad; los que son buenos con todos.

Ya sé que vosotros queréis aprender a ser “buenos amigos de Jesús”. A mi también me enseñaron a empezar a serlo y todavía hoy estoy aprendiéndolo. ¡A ver si lo logro!

¿Os digo qué hay que hacer? Pues muy sencillo, escucharle, contarle nuestros secretos y “tener secretos entre los dos”; hablarle de los que nos quieren y nos ayudan; de los que sufren; de que queremos parecernos a Él; de cómo nos va en el Colegio, en los juegos… le encanta todo lo que le decimos y recibirle en nuestro corazón. Comulgar.

Y ¿cómo parecernos a Él? Ya os he dicho que escuchando sus palabras y recibiéndole en nuestro corazón. Ya os conté que yo fui Tarsicio desde los siete años, sin saberlo. Me hice muy amigo suyo el día de la Primera Comunión y, luego, comulgaba siempre con el alma limpia. Visitaba casi todos los días a Jesús en el Sagrario de la Iglesia y nunca faltaba a Misa los Domingos. Siempre lo he hecho y así continúo haciéndolo. ¡Es fenomenal! porque  siempre vas con un amigo “invisible” que te quiere, te perdona, te cuida. Es nada más y nada menos que Jesús, el Hijo de Dios y de nuestra Madre del Cielo, que murió en la cruz por nosotros y resucitó.

¿Sabes otra cosa, además? Me pasó a mí: que cuando nos vamos haciendo amigos de Jesús, “santos” y le vamos conociendo, cada vez más, nos ayuda también para ser “apóstoles y misioneros”.

Pero de esto os escribiré otro día, cuándo tenga tiempo. Si tardo mucho me lo recordáis.

Jesús os abraza, hoy como todos los días, desde la mesa del Altar y desde el Sagrario. Sus abrazos llegan hasta nuestras casas y colegios. Hasta donde estemos. Desde allí también nosotros podemos saludarle y verle en el Sagrario para decirle:

¡Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar; sea por siempre bendito y alabado!

Yo así lo hago cuando paso por delante de una Iglesia, porque soy “Tarsicio” y “adorador nocturno” de Jesús Sacramentado.

Os quiere y bendice.

+ RAMÓN, OBISPO DE JAÉN

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Piedad Eucarística
El milagro de cada miércoles

El milagro de cada miércoles

En la tarde de ayer, último miércoles de junio, se clausuraba la Adoración juvenil “Face to Face” de este curso, que cada semana se da cita a las 21 horas […]
El Amor de los amores recorre las calles de Torredelcampo, durante la celebración de la Vigilia Diocesana de Espigas

El Amor de los amores recorre las calles de Torredelcampo, durante la celebración de la Vigilia Diocesana de Espigas

El pasado sábado, 15 de junio, Torredelcampo acogió la Vigilia Diocesana de Espigas.  Las calles de la localidad se engalanaron, con gran esplendor, desde bien temprano, para acoger a miles de visitantes. Los altares públicos crearon un ambiente único y propicio para este encuentro diocesano, en torno a Jesús Sacramentado.  
Martos celebra la octava del Corpus en el centenario de impresión de las llagas de San Francisco

Martos celebra la octava del Corpus en el centenario de impresión de las llagas de San Francisco

El pasado 7 de junio en la ciudad de Martos en la Parroquia de San Francisco de Asís, y con motivo de los 800 años de la impresión de las Llagas a San Francisco, la comunidad Parroquial, junto el grupo de Adoradores de la Parroquia y la hermandad Sacramental y Seráfica de San Francisco de Asís, Nuestro Padre Jesús del Silencio y Nuestra Madre y Señora del Mayor Dolor, han llevado a cabo una vigilia de adoración ante el Jesús Sacramentado.
Torredelcampo acoge, mañana, la Vigilia Diocesana de Espigas

Torredelcampo acoge, mañana, la Vigilia Diocesana de Espigas

Mañana, sábado 15 de junio, se desarrollará en la localidad de Torredelcampo la Vigilia Diocesana de Espigas. A las 22 horas tendrá lugar la Solemne Eucaristía en la Plaza del Pueblo, presidida por Monseñor Sebastián Chico Martínez, obispo de Jaén. Y culminará con la procesión eucarística por las calles de la localidad
© 2022 Diócesis de Jaén
Accesibilidad
logo