Monseñor Rodríguez Magro abre el quinario en honor a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca de la Cruz

Caravaca de la Cruz acoge desde el pasado viernes, 10 de septiembre, y hasta mañana, 14 de septiembre, el quinario en honor a la Santísima y Vera Cruz, preludio de la fiesta de su Exaltación.

Tanto la fiesta de la Aparición de la Vera Cruz, el 3 de mayo, como la de la Exaltación de la Santa Cruz se celebran de forma especial en los tres municipios de la Región de Murcia que poseen un ‘lignum crucis’ del madero en el que fue crucificado Cristo, entre ellas Caravaca de la Cruz.

Prácticamente, desde el siglo XIII Caravaca ha sido lugar de peregrinación, hasta el santuario de la patrona han llegado a lo largo de los siglos millones de peregrinos buscando encontrarse con la Cruz de Cristo.

Por eso, desde diferentes rincones de la geografía del sureste español han ido surgiendo caminos para que el peregrino pueda llegar a pie o en bicicleta a Caravaca. Caminos que este año, la Cofradía de la Vera Cruz ha querido destacar en la preparación y lema del quinario ‘Camino. Encuentro. Cruz’, según las mismas fuentes.

Así, el pasado viernes, abría el quinario el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, representando el Camino de San Juan de la Cruz, que tiene su inicio en la localidad de Beas del Segura (Jaén). Un recorrido que realizó en varias ocasiones el santo carmelita del que toma su nombre para fundar la comunidad de Carmelitas Descalzos de Caravaca.

En su homilía Monseñor Rodríguez Magro se refirió al Camino de San Juan de la Cruz que une tierras de Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia, y recordó que «Cristo es el camino y todos los cristianos somos peregrinos».

Los actos del Quinario de la Exaltación de la Cruz finalizarán mañana con la bendición de la ciudad y sus campos.

 

El Obispo de Jaén preside el primer día de quinario de la Santa Veracruz de Caravaca de la Cruz

Compartir: