Más de 50 sacerdotes diocesanos se forman en conversión pastoral y liderazgo

DSC_0019 Más de 50 sacerdotes han participado, durante los días 16 y 17 de mayo, en unas jornadas de formación permanente, bajo el lema «Conversión pastoral y Liderazgo».

La formación, que se ha desarrollado en la Casa espiritualidad de San Juan de Ávila en la Yedra, comenzaba con un retiro, cuya meditación estuvo a cargo del Vicario General de la Diócesis y Vicario de Evangelización, Don Juan Ignacio Damas. Tras la adoración y un pequeño descanso, y ya en el salón de actos, el Obispo, Don Sebastián Chico Martínez, daba la bienvenida al clero diocesano.

A continuación, Teresa Valero, Directora de la Fundación Autem  y Delegada episcopal de la Diócesis de Solsona, fue la encargada de la primera conferencia, con el título «Conversión pastoral, conversión personal».

Tras el diálogo con la ponente y la comida fraterna, daba comienzo la segunda de las conferencias, en este caso, de manera online. Así, Tote Barrera, Codirector del Ministerio Nunc Coepi, y su esposa, Cristi Salcedo, hablaban de «Liderazgo sacerdotal, liderazgo sinodal» y culminaban con un espacio de diálogo a través de la plataforma zoom.

La jornada del lunes concluía con el testimonio de varios miembros de San Pedro Poveda de Jaén, sobre el proceso de conversión pastoral en su parroquia y la Eucaristía en la capilla.

La mañana siguiente, la del martes, comenzaba con la conferencia «Comunicación: ¿Es posible la conversión pastoral en una diócesis?», que corrió a cargo de Clara Arza, Delegada de Anuncio y Catequesis de la diócesis de Bilbao.

Finalmente,  Juan Ignacio Damas presentaba el boceto de trabajo para el curso 2022-2023 en la Diócesis de Jaén, enfocado hacia la conversión pastoral.

Clausuraba estas interesantes jornadas nuestro Obispo, asegurando que este proyecto “es muy ilusionante y muy esperanzador”. Así, animó a los sacerdotes a trabajar despacio y sin prisas. “Tenemos que hacer una gran reflexión y estos son los primeros pasos. Esta etapa continúa la etapa anterior, sobre todo la reflexión pre-sinodal y creo que va a ser una etapa muy bonita”. Y añadió: “Estando ilusionados, tenemos que ilusionar, también, a nuestros hermanos: sacerdotes, laicos y diáconos”.

Finalmente, quiso terminar su intervención anunciando que antes del clausurar el curso quiere reunirse  nuevamente con los sacerdotes, teniendo reuniones por las diversas vicarías territoriales, en las que se tratarán “algunos de estos temas, para el curso que viene comenzar con fortaleza y decisión”, aseveró.

 Galería fotográfica: «Formación permanente del clero»

 

 

Compartir: