Los seminaristas comienzan el curso con una convivencia en la Sierra de Segura

Un año más, finalizado el período vacacional, la comunidad del Seminario nos hemos vuelto a reunir para acoger a los seis nuevos miembros que comienzan Introductorio. Un regalo del Señor, fruto de todas vuestras oraciones, y que nos impulsa a seguir pidiendo al dueño de la mies que envíe obreros a su mies.

El pasado lunes, tras la acogida de los seminaristas y la Eucaristía, partimos en dirección a la Sierra de Segura, poco después del almuerzo. Nuestro destino: una casa rural situada en el término municipal de Beas de Segura, situada en un bellísimo paraje con unas preciosas vistas en el mirador, que nos permitieron alabar al Señor por toda la Creación.

El martes comenzamos con nuestras visitas a las comunidades de esta bella Sierra, comenzando por la localidad de Beas de Segura, primer destino del neopresbítero de la Diócesis, nuestro hermano Antonio José Blanca. En primer lugar, visitamos el Monasterio de San José del Salvador, y después de celebrar la Eucaristía, pudimos asistir a unos bailes populares, y posteriormente a un ágape en la Plaza de Santa Teresa.

El miércoles visitamos otras localidades de la Sierra: Arroyo del Ojanco y Puente de Génave, destinos parroquiales de Miguel Conejero, y posteriormente Torres de Albanchez y Villarrodrigo, dos de los pueblos de Andrés Aldarias. Los párrocos nos mostraron los templos y las localidades donde se hallan ubicados, y pudimos saludar también a algunos feligreses.

Disfrutamos de un agradable almuerzo en compañía de los párrocos de este arciprestazgo: Antonio Blanca, Miguel Conejero, Andrés Aldarias, David Martínez, Jesús Llopis y Cándido García. Los seminaristas pudimos ser partícipes de un gran ejemplo de fraternidad sacerdotal.

Por la tarde, visitamos el nacimiento del río Mundo, en Riópar (Albacete), y desde allí partimos hacia Siles, donde celebramos la Eucaristía y tuvimos una cena compartida con el párroco, Cándido García, y los feligreses.

El jueves, después del desayuno, nos dirigimos de nuevo al Seminario, muy agradecidos por la hospitalidad de todas estas localidades de la Sierra de Segura. Pedimos por todos vosotros.

 

Comunidad del Seminario Diocesano de Jaén

Galería fotografía: «Inicio de curso del Seminario 2021-2022»

Compartir: