El director de Cáritas alienta a voluntarios de La Carolina, Navas de Tolosa y Guarromán a priorizar el acompañamiento

El director de Cáritas Diocesana de Jaén, Rafael Ramos, y el secretario general de este organismo de la Iglesia de Jaén, Diego Jiménez, mantuvieron, el pasado miércoles, una reunión de trabajo con una veintena de voluntarios de los equipos de La Carolina, Navas de Tolosa y Guarromán. También estuvieron presentes Carmelo Lara y José Luis Martínez, párrocos de la Inmaculada y San Carlos Borromeo, respectivamente. La cita, celebrada en la sede de Cáritas Interparroquial de La Carolina, se enmarca en la ronda de contactos que el director diocesano está manteniendo con los agentes de pastoral de la caridad de la diócesis jiennense, tras su toma de posesión, el pasado mayo, al frente de Cáritas.

Ramos hizo especial hincapié en la necesidad de reflexionar sobre la atención a las personas y familias que piden ayuda a Cáritas. En este sentido, defendió la importancia de “ir más allá” de la cobertura de las necesidades básicas y apostar por un encuentro cercano, que derive en el acompañamiento integral. “No basta con facilitar el acceso a la alimentación o aliviar sus necesidades económicas, sino que debemos apostar por acompañarlos en un sentido más amplio, que vaya más allá de la atención primaria”, señaló. En esta línea, manifestó: “Cada persona voluntaria debería qué puede hacer en su territorio para al alcanzar el objetivo de nuestra misión en Cáritas, que no es otra que lograr el desarrollo de las personas y los pueblos, de manera especial, de los más pobres y excluidos”. Destacó la importancia de tener una buena comunicación entre los Servicios Generales, las Cáritas interparroquiales y los equipos parroquiales, y abundó en que debe ser clave la participación de todos.

El director de Cáritas Diocesana de Jaén desgranó los principales programas y proyectos impulsados. En el caso de la Economía Social, defendió el trabajo que se realiza desde Recuperaciones Redoble, empresa de inserción de Cáritas que tiene por objetivo el reciclaje de ropa y la inserción de personas en riesgo o en situación de exclusión social. Avanzó que, en la actualidad, se está estudiando la posibilidad de abrir nuevas líneas de trabajo, en esta ocasión, vinculadas al sector de la alimentación. En su intervención, también animó a denunciar las situaciones injustas que se establecen como causa de pobreza.

Agentes de pastoral de la caridad participantes en la sesión de trabajo, al término de su exposición, tomaron la palabra para plantear algunas cuestiones al nuevo director, así como trasladarle diversas inquietudes. Entre los aspectos abordados, la importancia del apostar por la integración de jóvenes en los equipos, los mecanismos para la recogida de información y su sistematización a traves de Sicce (Sistema de Información Confederal de Cáritas Española), así como el acompañamiento a personas con problemas de adicción y drogodependencias y a sus familias derivadas por los equipos a Proyecto Hombre.

Cáritas diocesana de Jaén

Compartir: