XII Aniversario de la dedicación de Santiago Apóstol de Jaén

El pasado día 24 de septiembre se cumplía el XII aniversario de la consagración de nuestro templo parroquial. Un acontecimiento que, como cada año, nos reúne alrededor del altar, primero para dar gracias a Dios por ello; pero también para recordar y revivir que somos nosotros el “templo de Dios”, el Pueblo de Dios, y la Asamblea que ha de ser santa para poder transmitir hoy a todos los que nos rodean el conocimiento de Jesucristo y los valores del Evangelio.

Jornada especial para hablar de la corresponsabilidad laical, de la necesaria colaboración de todos para “construir la Iglesia” desde nuestra Parroquia.  Fue providencial escuchar en el Evangelio del domingo, como dicha también para nosotros, la insistente invitación de Jesús, el “dueño de la viña”: «id también vosotros a mi viña…id también vosotros a mi viña», sabiendo que, – así lo recordaba el párroco en la homilía-, en la parcela del mundo donde tú estás, trabajas, y vives, eres el más indicado y tal vez el único testigo de Jesús para dar a conocer el amor de Dios a todos. También nos indicó que al ser consagrado este Templo, todos fuimos consagrados como: ”piedras vivas” formando esta comunidad.

El domingo, tras la celebración de la Solemnidad de la Dedicación, después de vivir la unión con el Señor en la Eucaristía, la comunidad parroquial compartió un aperitivo haciendo posible también la comunión entre nosotros.

Parroquia Santiago Apóstol de Jaén

Compartir: