Visita del Obispo a La Bobadilla, con motivo del nombramiento de San Isidro como Alcalde Honorario Perpetuo

El pasado 15 de mayo, la parroquia de San Isidro Labrador de La Bobadilla se vistió de gala para recibir a nuestro Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro, para imponer el bastón de Alcalde Honorario Perpetuo a San Isidro, patrón de esta pequeña localidad.

Don Amadeo aceptó la petición de este nombramiento, solicitado por el párroco de La Bobadilla, D. Manuel Carmona Bueno, y a propuesta de la E.L.A. y la Hermandad de San Isidro, en virtud de la gran devoción que se le profesa en el pueblo y como reconocimiento a su patronazgo.

Momento histórico el que se vivió en la comunidad parroquial, que apoyaba unánimemente esta iniciativa por la gran fe que se profesa a su patrón.

El Obispo presidió la Eucaristía que se celebró, y que fue vivida profundamente y muy participativa, sobre todo por el amor a Jesús y a San Isidro.

Gran lección de vida y santidad dio Don Amadeo al hablar de este Santo. Invitó a los presentes a imitar la vida de San Isidro en la vida diaria; practicando los valores cristianos en el trabajo y fuera de él, en la relación con los demás, en su vida religiosa… en definitiva, en cada momento del día.

1W9A4675La Bobadilla es un pueblo que vive del campo, de la agricultura y por eso el Obispo explicó cómo a ejemplo de San Isidro, se debe dignificar el trabajo del campo y también que es un medio de santificación, siempre que se realice con amor y dedicación.

Para San Isidro, no era incompatible su larga jornada laboral, su vida familiar y su dedicación a los demás, con su vida religiosa. Él encontraba tiempo para todo, y sobre todo para las cosas de Dios, y lo hacía poniendo mucho amor. No está de más recordar la gran devoción que sentía por la Virgen. Todo esto es lo que le llevó a la santidad.

Destacó que ese gran amor que el pueblo siente por San Isidro “le lleva a ser un bobadillero más”, ya que forma parte del pueblo, y ahora que es  Alcalde Perpetuo, con más motivo.

En un tono más distendido, señaló al Alcalde de la localidad, D. Manuel La Torre Aranda, que ahora La Bobadilla ya tiene dos alcaldes: tiene otro alcalde de apoyo, que también va a velar por sus habitantes y su vida.

El Pastor diocesano impuso el bastón de Alcalde Honorario Perpetuo  junto al Alcalde de la E.L.A., el Alcalde de Alcaudete D. Valeriano Martín Cano, el párroco, la Junta de Gobierno de la Hermandad y el Hermano Mayor de este año D. Antonio Chamorro Gutiérrez.

Refiriéndose a la organización de la celebración, Monseñor Rodríguez Magro señaló que “todo está muy bien pensado, porque el que me ayuda a poner el bastón es un ángel” (el soporte que sujetaba el bastón era un ángel), en relación a los ángeles que ayudaban a San Isidro en su trabajo mientras él oraba.

1W9A4671La Bobadilla vivió ese día con una gran alegría e ilusión, y con su presencia y participación en la Eucaristía, quiso agradecer a San Isidro tanta ayuda y protección como recibe a lo largo del año por su intercesión.

Todos los asistentes destacaron la persona del Obispo, que desde que llegó, se mostró muy cercano y sencillo, y sus palabras “llegaron” a todos los fieles de la parroquia allí presentes. Y los monaguillos señalaron que “es muy bueno”.

La comunidad de esa parroquia agradece el esfuerzo realizado por Don Amadeo para poder estar en un momento tan importante para ellos, y por sus palabras de apoyo y el entusiasmo ante este acontecimiento.

La Bobadilla finalizó las fiestas de su patrón con la procesión que tuvo lugar por la tarde, terminando así una semana muy intensa dedicada a San Isidro, en la que además se celebró el Triduo y la romería en su honor.

¡VIVA SAN ISIDDRO!

Pilar Luque Arias
Parroquia de San Isidro Labrador de La Bobadilla

Compartir: