Valdepeñas acoge el encuentro del Clero Joven

Entre las diversas reuniones sacerdotales de este comienzo de curso, ha tenido lugar, también, el encuentro de los presbíteros más jóvenes con nuestro Obispo diocesano.

Una vez más, los sacerdotes ordenados en la última década se reunieron con Don Amadeo el pasado lunes en la localidad de Valdepeñas de Jaén, que estos días además, celebra la novena en honor de su patrón, el Santísimo Cristo de Chircales.

En la Iglesia parroquial y ante su imagen, celebraron la Eucaristía el grupo de más de veinte sacerdotes jóvenes, presididos por el Obispo y con la asistencia de un numeroso grupo de fieles de la parroquia. Entre los sacerdotes estaban también el Vicario de episcopal de Caridad, D. Juan Raya; el Delegado para el Clero y el padre claretiano, D. Antonio Ávila, predicador de la novena. Además, se incorporaba a este encuentro el joven sacerdote colombiano, D. Roberto Carlos Pabón, que desde hace un mes ejerce su ministerio pastoral en Villacarrillo.

A continuación, tomaron un café en el salón de la casa de la Hermandad del Cristo de Chircales y allí mismo tuvo lugar la reunión en la que, tras unas palabras del Obispo, el Vicario de Acción Caritativa, D. Juan Raya, realizó la exposición del tema acerca la labor que corresponde al sacerdote en Cáritas.

Después de  un breve diálogo, el Prelado jiennense recordó que, de acuerdo con el objetivo central del Plan Pastoral diocesano para el presente curso, “los sacerdotes también debemos potenciar la vivencia de la comunión presbiteral en la Diócesis”.

Finalmente, tres de los asistentes que habían cumplido este año el décimo aniversario de ministerio sacerdotal, recibieron un pequeño obsequio, símbolo de la afectuosa y cálida despedida que el Obispo y los compañeros les hicieron como miembros hasta ahora, de este grupo del Clero Joven.

Por la tarde y tras la comida fraterna, algunos pudieron continuar disfrutando de la convivencia realizando una visita guiada al molino de Valdepeñas, una edificación verdaderamente curiosa y digna de elogio.

Una vez más, la asistencia de un buen número de sacerdotes y el clima de fraternidad hizo que fuera valorado positivamente este encuentro del clero joven.

Juan Ramón Gómez
Delegado Episcopal del Clero

Compartir: