Triduo en honor a la Virgen de la Paz en la Parroquia de San Roque de Jaén

A pesar del frío que se mostraba en la calle, el domingo a mediodía, la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Belén y San Roque lucía espléndida y a rebosar para comenzar el primer día de Solemne Triduo a María Santísima de la Paz. Un Triduo muy especial pues celebra el XXV Aniversario de la llegada y bendición de la imagen de María Santísima de la Paz (obra de Antonio J. Dubé de Luque) a la Hermandad de “La Borriquilla” y a la Parroquia. Y con motivo de esta efeméride, D. Juan Herrera, el oficiante del primer día de Triduo, así como el capellán de dicha Hermandad, en su homilía hizo un repaso a esos 25 años, cargados de experiencia, sentimientos y sobre todo, de un amor renacido hacia María. Nos mostró cómo cambió la vida de la parroquia y de la hermandad con la presencia de la imagen de María Santísima de la Paz, la cual enmarca toda la capacidad que tiene María como madre de acoger en su seno a todos y cada uno de nosotros, dándonos amor y paz. Un paz, que recalcó Don Juan Herrera, más necesaria que nunca, un paz que progrese y se propague por todo el mundo con el cese de guerras y violencia. Una paz que emane de María y de Jesús.

En el meridiano del Triduo, el oficiante es el Excmo. Mons. D. Amadeo Rodríguez Magro, obispo de nuestra diócesis. Don Amadeo, durante su homilía, habló fundamentalmente de dos aspectos básicos para entender a Jesús y a María. Tras la lectura del Evangelio, nos animó a emprender un acercamiento a Jesús desde nuestra privacidad, desde nuestro pensamiento. Pero un acercamiento sincero, sin obviar la grandeza de Jesús aunque tomándolo desde la cercanía y desde su humildad. No es acercarse a Jesús desde las acciones solamente, sino que hay que explorar nuestro interior haciéndonos la pregunta: “¿Quién es Jesús?” y responderla con la certeza de que en la respuesta estará Jesús. En cuanto a María, Don Amadeo departió sobre la presencia de María en toda nuestra vida cotidiana. María es la cercanía, es conocer a Dios y a Jesús desde su bendita Madre. Ella es el origen de todo y Ella es el camino para conocer el misterio de Jesús.

Finalmente, hoy, coincidiendo con la festividad de la Virgen de la Paz, será Don Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo emérito de Sevilla, el encargado de presidir el Triduo.

Hermandad Salud y Paz de Jaén

Galería fotográfica: “Triduo en honor a la Virgen de la Paz en la Parroquia de San Roque”

Compartir: